29 de febrero de 2012

Capitulo 15 "Closer"

…una oscura noche con un viento que espanta a veces, ameniza una silenciosa reunión en un cuarto de la residencia del Ishigo Sha.

Desde que se apagaron las luces en la residencia, ya luce instalada al centro del cuarto una linda y pequeña mesa redonda.

Con una gran sonrisa, Yaya acomoda las finas tazas encima mientras mira de reojo a una feliz Tsubomi que saca de una bolsita, unas galletas horneadas durante la tarde.

Yaya: (sonríe)…que hermosa luces esta noche…

Tsubomi: (levemente sonrojada)…porque lo dices?...

Yaya: (se apoya sobre la mesa y sonríe pícaramente)…porque siento como si estuviéramos recién casadas…y recibiéramos visitas en nuestra casa…

Tsubomi: (pone las galletas en la mesa sonrojada)…que cosas dices Yaya…

(Yaya se sienta al lado de Tsubomi sonriendo traviesa y le habla al oído mientras con sus manos rodea su cintura, haciendo que se sonroje)

Tsubomi: Yaya!...pueden llegar en cualquier minuto…

Yaya: (sonríe) lo sé…solo quería decirte que te amo…

(Tsubomi sonrojada siente que su corazón late cada vez más rápido mientras un cálido sentimiento recorre su vientre. Voltea y ve el sonriente rostro de Yaya que la observa paciente y sincera)

Tsubomi: (sonríe)…yo también te amo…Yaya…

(con gran sentimiento la pequeña Tsubomi voltea y suavemente besa los labios de Yaya la que se deja llevar por la emoción, llevando sus manos al cuello de Tsubomi para acercarla más, con algo de excitación la miembro del consejo estudiantil responde)

Tsubomi: (susurra) Yaya que haces….?

(las traviesas manos de Yaya recorren la espalda de Tsubomi intentando subir el pijama, mientras que las nerviosas manos de Tsubomi se mueven intentado apoyarse en la péqueña mesa. Al ponerse mas intensa, con torpes movimientos, toda la preparación de la mesa cae al suelo junto con la pareja que siguen besándose y enredándose con el mantel que ha caído. Algunas de las finas tazas por suerte han caído encima de los cojines que habían puesto de asiento para sus invitadas.

En otra habitación con una tenue luz, una emocionada Hiroko peina su cabello por última vez mientras su amiga Chiyo la mira pacientemente sentada en su cama)

Chiyo: …luces muy feliz….

(Hiroko deja su peine sobre la mesa y sonríe)

Hiroko: hoy será una linda noche…y una excelente fiesta del té…no lo crees?

Chiyo: (sonríe) siempre son muy divertidas esas fiestas…

Hiroko: (se pone de pie emocionada) sii! Pero esta vez es diferente!...estoy ansiosa y muy nerviosa! (junta sus manos)

Chiyo: (suspira) si ya veo…

Hiroko: (voltea emocionada hacia Chiyo) pero estas segura que ira?!

Chiyo: si….al menos eso me dijo Remon chan durante la tarde…

Hiroko: (emocionada toma las manos de Chiyo) aaaaaah! Gracias Chiyo chan! Al fin podré conocer a ambas!

Chiyo: si….pero…

Hiroko: pero que? (curiosa)

Chiyo: no entiendo como puedes enamorarte de dos a la vez…

Hiroko: (mirando hacia arriba) mmm…buena pregunta…

Chiyo: (suspira) no creo que estés enamorada…solo te gustan…

Hiroko: (reacciona) EH!...porque dices eso?

Chiyo: …pues…porque he visto que cuando dicen que estas enamorada…solo hablas de una persona…no de varias…

Hiroko: (cruza sus brazos)…creo que tienes razón… (se emociona) AH CHIYO CHAN! Que madura eres!

Chiyo: (sonríe sonrojándose) no no…nada de eso…

Hiroko: (pensando en voz alta)…entonces…quien me gustara más?

Chiyo: ..Pero no es quien te guste más…

Hiroko: (curiosa) entonces…?

Chiyo: …lo que te digo por lo que he visto… (Baja la mirada)…tienes que aprender a conocer a esa persona…

Hiroko: (mirando asombrada) WOW! Chiyo chan!...me sorprendes!

Chiyo: (sorprendida sonrojada) EH?...noooo!...es solo que….

Hiroko: (emocionada) Chiyo chan….estas enamorada!

Chiyo: (moviendo rápido las manos) noooo!...solo….yo solo…(nerviosa)…

Hiroko: (sonríe) aaaah dime quién es?

Chiyo: (baja la mirada)…solo he observado a las senpais e ido aprendiendo…

(Hiroko se agacha frente a Chiyo para mirarla curiosa directamente a los ojos poniéndola nerviosa)

Chiyo: (nerviosa) eeeh…que pasa!

Hiroko: pues van a estar las chicas que quiero conocer ahí! (Emocionada)

Chiyo: (sonríe nerviosa) si…lo sé…

(Hiroko se pone de pie al centro del cuarto y poniéndose seria pone sus manos en la cintura, Chiyo la observa curiosa)

Hiroko: muy bien…las conoceré como se debe…sin decir quién me gusta….así sabré si realmente es amor lo que siento…

(Chiyo sentada en la cama la observa con gran admiración y comienza a aplaudirla)

Hiroko: (sorprendida) eh?

Chiyo: (sonríe aplaudiendo) así se habla Hiroko chan!

(Mientras, por los oscuros pasillos de la residencia, ya se ven siluetas que avanzan silenciosas hacia una habitación del segundo piso. Algunas voces se escuchan susurrantes al pasar)

…tengo miedo…

…shhhhh…..que nos puede oír la hermana….

…cállense que nos van a oír…

(Los pasos siguen avanzando en grupo a través del oscuro pasillo mientras siguen susurrando)

…cual puerta es?...ya me perdí…

…no veo nada…

…es la siguiente…

…como sabes? Acaso ves en la oscuridad?

...solo es ubicación….

...estas segura que es aquí? (deteniéndose)

…si…

…yo creo que es más allá…

…(apoyándose en la puerta)…pues parece que no hay nadie…

…te equivocaste de puerta….

….no me equivoque…

…claro que sí!...

(De pronto aquella puerta se abre repentinamente espantando a las tres chicas que caminaban, y una tenebrosa cara iluminada con una linterna les habla con terrorífica voz)

….como se atreven…

AHHHH! (Gritan espantadas)

(La terrorífica voz comienza a reír y Kagome pasa al frente y saluda con reverencia)

Kagome: buenas noches Yaya san…

Yaya: (sonríe) buenas noches…adelante…

Remon: (tocándose el pecho) porque nos espantas!?

Yaya: (sonríe) perdón…fue inevitable

(Todas las chicas entran a la habitación saludando a Tsubomi quien las espera con una linda mesa preparada para la ocasión. Todas se sientan riendo silenciosamente para no despertar a nadie)

Yaya: con ese grito pudieron haber despertado a la hermana…

Kizuna:…pero nos espantaste Yaya chan!

(Con una tenue luz de vela, todas conversan alegremente con la voz baja, Tsubomi mira el reloj sobre su escritorio pensando en la tardanza de las demás invitadas.

De pronto, por el oscuro pasillo, dos chicas caminan cuidadosamente acercándose a la esquina que limita con Spica)

Chiyo: (susurra) está muy obscuro…

Hiroko: (susurra) si…pare que esta noche no hay luna…

(De otro cuarto cerca de ellas, se abre otra puerta de donde sale otra chica, Hiroko voltea y al escuchar una dulce voz, su corazón se acelera)

Buenas noches…

(Chiyo voltea y sonríe, Hiroko sigue detenida con su corazón latiendo)

Chiyo: buenas noches, Kazumi chan…

Kazumi: (sonríe) buenas noches…

(Hiroko apenas voltea algo cabizbaja y saluda tímidamente)

Hiroko: (sonrojada) buenas noches…

(Kazumi lleva un paquete entre sus manos y se ubica a un lado de Hiroko sonriéndole cálidamente. Las tres caminan tranquilamente por el oscuro pasillo mientras Hiroko sigue caminando algo nerviosa con Kazumi a su lado.)

Yaya: (sonríe) bienvenidas!

Chiyo: buenas noches a todas…

(al dar unos pasos dentro, Hiroko se detiene en seco al ver sentada junto a la mesa, a la hermosa Kagome, su corazón acelerado se siente descontrolado al ver que en la misma habitación, están las dos personas que llenan sus pensamientos. Desde atrás pasa Kazumi rozando levemente el brazo de Hiroko, hace una reverencia y le entrega el paquete a Tsubomi, quien lo recibe con gran sonrisa)

Tsubomi: (sonríe) muchas gracias, son galletas?

Kazumi: (sonríe) si, las hice esta tarde…espero les gusten

Tsubomi: ah claro que sí!

(La anfitriona de aquella noche del té, Yaya mira sonriente a sus invitadas que ya se acomodan frente a la mesa para disfrutar del delicioso té que Tsubomi les sirve animadamente. Hiroko se sienta junto a Chiyo con algo de nerviosismo. Frente a ella, Kagome y del lado izquierdo Kazumi)

Yaya: (sonríe) me da mucho gusto que hayas venido Kazumi chan…es tu primera fiesta del té en Astraea no?

Kazumi: (sonríe) así es, muchas gracias por la invitación…

(Una agradable conversación empieza entre todas mientras Hiroko sentada entre Chiyo y Kizuna, sonríe con algo de nerviosismo. Tsubomi les sirve te y Remon la ayuda a servir galletas. Yaya las observa sonriente a todas sintiéndose muy cómoda con aquella reunión mientras piensa)

Yaya: (piensa)…es primera vez que vienen en especial las chicas de LeRim y ahora Tomori Kazumi…quién lo diría…(sonríe)

….

….

….

(Ha pasado una hora y Yaya mira con una traviesa sonrisa a Hiroko la cual no ha dejado de sonrojarse cada vez que su mirada se topa con la rubia Tomori o con la tierna Kagome. De pronto, como es natural de Yaya, rompe la conversación con algo inesperado)

Yaya: (mirando a las tres)…y ustedes no tienen novia?

(En ese momento se produce unos segundos de silencio mientras Hiroko comienza a toser ahogándose con el té, Chiyo voltea y le palmaditas en la espalda. Kazumi tranquilamente deja su taza de té sobre la mesa y responde)

Kazumi: (tranquila)…no tengo…pero si me interesa alguien

(Todas la miran sorprendida menos Kagome quien igual de tranquila, toma de su taza. Hiroko se queda en silencio, Yaya mira suspicaz a ambas y sonríe traviesa)

Yaya: (sonríe) y podemos saber a quién tienes en la mira?

Kazumi: …eso solo mi corazón lo sabe…

Tsubomi: aaah que misteriosa…

Kizuna: (suspira) no pensé que las Tomori fueran románticas…

Kazumi: …eso depende de cada una…

Yaya: y tu Kagome chan?...sé que tienes muchas detrás de ti…

(Al escuchar eso, Hiroko abre enormes ojos y todas voltean hacia Kagome quien no se impacienta nada con las miradas y con mucha elegancia sostiene su taza de té con ambas manos)

Kagome: (tranquilamente) no sé si sea cierto eso que dicen…pero como sea, yo espero a la indicada…

Kizuna: (emocionada) aaaah! Mi Kagome chan! Es tan madura!

Remon: (sonríe) últimamente la popularidad ha rodeado bastante a Kagome chan, no me sorprenda que pronto sea una de las más populares de Astraea

Yaya: (sonríe) eso es cierto!...sé que Kagome chan será una de las mas perseguidas…

(Todas asienten con la cabeza y sonríen, Kagome sigue tranquilamente tomando su té. Hiroko guarda silencio y Chiyo la mira de reojo con algo de preocupación. Después de unos instantes, Yaya regresa su mirada hacia Hiroko y con una traviesa sonrisa)

Yaya: (sonríe) y tu Hiroko chan?...también eres nueva…tienes novia?

Hiroko: (sonrojada sorprendida) eh?

Yaya: (sonríe) se que eres hermana de Miyuki sama…eso te traerá algo de popularidad…

Hiroko: (baja la mirada)…si…pero…

Tsubomi: tal vez hasta seas del consejo estudiantil! (junta sus manos emocionada)

Kizuna: (sonríe emocionada) sii! Estoy segura que serias una excelente presidenta como lo fue tu hermana!

Hiroko: …pues…no….no tengo a nadie…

Yaya: (sonríe)…se que pronto tendrás a alguien especial rondando por ahí…

Kazumi: (dejando su taza sobre la mesa)…estoy segura que así será…

Hiroko: (sorprendida voltea) eh!

(Yaya sonríe traviesa mirando a ambas, Kagome detiene su taza de té a unos centímetros de su boca mirando a la rubia frente a ella. Chiyo también la mira sorprendida)

Kazumi: (sonríe) estoy segura que pronto podrás encontrar una buena pareja…

Hiroko: (sonrojada) porque lo dices?

Kazumi: (sonríe)…no te conozco mucho pero se que eres una buena chica…que muchas querrán a su lado…

(El corazón de Hiroko se acelera al escuchar las palabras de la rubia Tomori cerca de ella. Chiyo se ha puesto nerviosa y mira de reojo a ambos lados. Yaya sonríe viendo la reacción que ha generado y voltea hacia Tsubomi intentando cambiar el tema)

Yaya: (sonríe)…mi amor…tienes más te?

Tsubomi: (volteando) claro que sí!

(Mientras Yaya intenta recobrar la conversación, Hiroko siente que su corazón late más rápido que hace unos minutos y con la mirada baja, observa de reojo las suaves manos de Kazumi, las que rodean su taza. Kagome ha notado esto desde el principio y en silencio observa discretamente la situación.

Remon y Kizuna cuentan algunos chistes que hacen reír a todas. Chiyo ríe a gusto casi olvidando la incómoda situación de su amiga a su lado.

Ha pasado un par de horas y el se té ha acabado al igual que las frescas galletas. Kizuna comienza a bostezar y Remon ya se pone de pie.)

Remon: (sonríe) ha sido una muy divertida fiesta…

Kizuna: (poniéndose de pie) si!...nos hemos divertido mucho

Tsubomi: (sonríe) gracias por haber venido

Chiyo: (sonríe) espero puedan hacer otra reunión pronto

Yaya: (cierra un ojo) no lo dudes!

Kagome: (reverencia) buenas noches, gracias por la invitación…

(Las anfitrionas despiden a sus invitadas con reverencias mientras van saliendo en silencio al muy oscuro pasillo. Hiroko mira desde atrás como salen las chicas de LeRim sonrientes, a excepción de Kagome, la cual seriamente deja la habitación. Ellas caminas hacia el lado contrario mientras que Chiyo, Hiroko y Kazumi, deben tomar la otra dirección para llegar a sus habitaciones. Chiyo quien antes caminaba con mucho miedo por los pasillos, ahora se muestra más confiada e incluso toma la delantera.

Hiroko la sigue desde muy cerca y por el pasillo no logra verse más que un par de reflejos que vienen desde el exterior.

De pronto una calida sensación siente desde su lado derecho de su cuerpo cuando llega ahí, Kazumi)

Kazumi: (susurra) las puedo acompañar?

Hiroko: (nerviosa) si!...claro…

Kazumi: (sonríe)…fue una hermosa velada…

Hiroko: si…me dio mucho gusto venir a mi primera fiesta del té…

Kazumi: (sonríe)…espero que pueda ir a otra…contigo…

(El corazón de Hiroko siente que se va a descontrolar mientras Chiyo entra a su habitación en silencio. Kazumi se detiene delante de ella y es muy poco lo que se puede ver de su rostro.)

Hiroko: (nerviosa)…ya…ya….ya debo irme…

Kazumi: lo sé…

(Unos instantes de silencio y frente a frente en la oscuridad, Hiroko casi no puede ver nada cuando de pronto siente que la rubia se acerca repentinamente a ella y con una mano rodea suavemente parte de su cuello atrayéndola hacia ella.

Hiroko siente que va a perder el control y se queda casi paralizada frente a sus labios que no dejan de acercarse)

Hiroko: (piensa emocionada)….sus labios!...está muy cerca!...que hago!

(Hasta que sus cálidos labios se detienen besando su mejilla, en ese instante Hiroko siente que se va a desvanecer, cuando una suave voz le dice)

Kazumi: (susurra) que descanses…

(Poco a poco, la rubia se aleja silenciosamente por el pasillo quedándose aun perpleja, Hiroko en la oscuridad. Con el corazón latiendo a mil por hora, comienza a retomar consciencia y se toca el pecho con emoción.

Da dos rápidos pasos para entrar a su habitación y casi grita)

Hiroko: (muy emocionada) CHIYO CHAN!

Chiyo: (saliendo del baño) que ocurre! Me asustas!

Hiroko: (suspira) aaaah es que…es tan lindaaaa (tocándose el pecho con sentimiento)

Chiyo: (sonríe)…parece que ya tu corazón está tomando forma…

Hiroko: (curiosa) forma?...no lo había pensado así…(sentándose en su cama) que madura eres Chiyo chan!

Chiyo: (recostándose)…aun me falta mucho por aprender…

(Hiroko recostada mira a Chiyo quien ya voltea hacia la pared. La pequeña Rokujo estira su mano para apagar la luz)

Hiroko: buenas noches Chiyo chan…

Chiyo: …buenas noches Hiroko chan…

(Aquella luz se apaga dejando solo las siluetas de la noche que se van marcando con los leves brotes de luz que alcanzan a derraparse por las cortinas.

En una habitación de Spica, una joven observa con la luz apagada por la ventana de su habitación con gran emoción desbordando su pecho.

Durante aquella noche ha llovido por largas horas y ahora que ha cesado, una fría brisa comienza a recorrer todo los lugares.

En la habitación donde fue la fiesta del té, Yaya mira tierna a Tsubomi quien ordena las tasas en un mueble)

Yaya: (seductoramente)…deja esas cosas ahí y ven aquí…

Tsubomi: (sin voltear) ya casi termino…además debo ir a mi cuarto…

Yaya: porque!?

Tsubomi: (voltea)…pues porque debe llegar Hikari a dormir…

Yaya: (sonríe)…tú crees que va a llegar?

Tsubomi:…supongo…

Yaya: (sonríe traviesa) Hikari está feliz en brazos de Amane y de ahí no saldrá hasta la mañana…

Tsubomi: (sonríe traviesa)…entonces…

Yaya: (estira su mano y sonríe traviesa) así es…ven conmigo…

(Tsubomi cerca de la cama sonríe y toma la mano dejándose llevar, rápidamente la luz se extingue dando paso a una interminable jornada de intenso amor, mientras unas tímidas gotas de lluvia se atreven a aparecer acariciando cada esquina de las ventanas de toda la residencia.







Una fresca mañana inicia y en la residencia Hanazono desde muy temprano en la amplia sala, sentada en su cómodo sillón con una taza de café caliente a un lado, está la abuela escuchando una suave melodía. La nana Kyoko organiza la cocina y prepara una lista de supermercado tarareando una canción infantil.

De pronto Kyoko voltea y se sorprende al ver a la abuela apoyada en su bastón mirándola tranquilamente con una cálida sonrisa.)

Abuela Hanazono: (sonríe) siempre tarareas esa melodía…

Kyoko: (sonríe)…es del programa que le gustaba ver a la señorita Shizuma cuando era pequeña…

Abuela Hanazono: (suspira)…cierto…pasaste mucho tiempo con ella, casi fuiste como su mamá..

Kyoko: (sonríe) no tanto así, pero la siento como si fuera mi niña pequeña…

Abuela Hanazono: (sonríe) lo sé…

(La abuela observa la libreta donde la nana Kyoko ya tiene anotado todo lo que le hace falta para abastecer la cocina)

Abuela Hanazono: hoy es día de compras ya?

Kyoko: así es…

Abuela Hanazono: justo pensaba salir…así que podría llevarte al supermercado

Kyoko: donde ira?

Abuela Hanazono: quiero caminar un poco…hay un lugar al que no voy hace mucho…

Kyoko: (sonríe) entonces termino de anotar y estaré lista…

Abuela Hanazono: muy bien…iré por mi paraguas…

(La lluvia se ha detenido dejando a pequeñas gotas juguetear por las ramas de los árboles y algunas atrevidas aves salen a cantar disfrutando que el cielo se ha calmado.

Pausadamente la abuela con su paraguas en mano, mira con algo de nostalgia por la ventana sin poder evitar que una amarga sonrisa salga de su rostro.

Da media vuelta y camina hacia la salida. En la entrada principal, ya se encuentra el chofer listo con el automóvil esperándolas para salir.







Luego de un rato de andar, la abuela no ha dejado de ver con nostalgia por la ventana del automóvil. A su lado, la nana Kyoko la observa con algo de congoja en el corazón.

Después de una indicación, el chofer detiene el vehículo justo en la entrada de un parque botánico, al ver el lugar, la Nana Kyoko sonríe como si entendiera la situación. Con cuidado, la abuela desciende del carro)

Abuela Hanazono: paseare un rato…

(Le da una indicación al chofer, el que llevara a la Nana Kyoko al supermercado, dejando a la abuela en la entrada. Al voltear, apoya su bastón y camina tranquilamente dirigiéndose al parque.

El lugar es una amplia área verde con sectores techados en donde se puede ver una gran vegetación con plantas nativas y flores exóticas. Dentro hay unos lugares con pequeñas tiendas donde se puede comprar semillas y artículos de jardinería.

Con gran calma, sigue caminando dentro del parque respirando profundo y disfrutando del exquisito aire fresco del lugar. Sus pasos siguen avanzando siguiendo un pequeño camino el que lleva a un puente de madera que cruza un pequeño rio dentro del parque.

La lluvia ha cesado pero la fresca brisa continua. Respirando profundamente se detiene a mitad del puente para observar los peces de colores que pasan por ahí.

Cientos de pensamientos y quizás recuerdos hacen sentir dentro de su pecho un cálido sentimiento. Levanta su mirada para observar los árboles a lo lejos y unas leves lágrimas quieren asomarse por sus ojos. Antes de que eso pudiera suceder, sus ojos se desvían de lugar y casi automáticamente se dirigen a un lugar cerca de las tiendas donde venden semillas.

Como si el tiempo se detuviera unos instantes, como si el momento se congelara en ese segundo, su corazón comenzaba a latir con más fuerza sin saber ciertamente el porqué.

De pronto un flashback acelerado que se mueve hacia el pasado recordando una época donde las guerras ya habían finalizado hace varios años pero aun quedaban cosas por levantar después de las destrucciones.

En ese entonces, una guapa joven de verdes ojos acababa de salir un sábado por la tarde en dirección al parque botánico. Lucía un hermoso y holgado vestido y en esa época comenzaban los sonidos del rock y las mujeres comenzaban a tomar más libertad sobre sus acciones.

Esta joven salió aprovechando sus días libres de la escuela y como toda adolescente, salió a recorrer la ciudad.

Dentro del parque botánico, la joven ya ha llegado al puente de madera que cruza el pequeño río, desde ahí se queda un buen rato observando a los peces de colores que se mueven de un lado al otro.

La tarde esta soleada con una rica brisa primaveral y luego de un rato la joven levanta la mirada mientras se apoya en la barra del puente y comienza a mirar a su alrededor, como familias completas pasean con sus hijos y disfrutan de la hermosa tarde. En un momento, sus profundos ojos verdes voltean hacia su derecha para ver los puestos de semillas y artículos de jardinería. En ese instante fija su mirada en una joven que está de espaldas comprando unas bolsitas de semillas. Una sensación como relámpago se mueve por todo su cuerpo cuando aquella muchacha voltea.

Al momento de ver su juvenil rostro, aquellos ojos marrones y largo cabello pelirrojo, esas pulsaciones y latidos se hicieron mas y mas rápidas cada vez hasta el punto en que sintió que el universo se detenía por ese instante, hasta que reacciona y su única reacción fue caminar casi intuitivamente hacia el puesto de semillas.

Su mente iba llena de pensamientos veloces que fluían como luces de neon, los cuales iban planeando alguna buena excusa para poder acercarse sin problemas a la joven que llenaba sus emociones en ese momento.

Ella no sabía nada de jardinería, pero a pesar de eso, iba decidida a comprar algunas bolsas de semillas.

La joven pelirroja llevaba una gran bolsa donde parecía llevar varios elementos que había comprado, se ubicó a un lado de la tienda y agachada ordenando el interior de la bolsa.

Al llegar a la tienda, intenta mirar las bolsas de semillas a la vez que de reojo sigue observando los movimientos de la pelirroja a su lado. En ese instante la voz del vendedor le desvía la mirada y la hace pensar sobre flores. Intenta ver el nombre de alguna y antes de nombrar una, la pelirroja se levanta y se acerca al vendedor recordando algo que le faltaba comprar.

Al ubicarse a su lado, la joven de intensos ojos verdes le clava inmediatamente la mirada a la cual la pelirroja voltea y sin poder moverse antes el poder de esos ojos. El vendedor regresa con las semillas que le habían solicitado mientras las jóvenes siguen conectadas como si algo magnético hubiera entre ambas. De pronto la pelirroja reacciona y recibe su pedido.

La mejor excusa del momento fue pedirle asesoría inmediata a la hermosa joven de cabello rojizo, sobre que flores debía llevar para hacer un lindo jardín. Tras aprobar gentilmente, se inicia una conversación, que luego de un rato se convirtió en una caminata por el jardín botánico)

Siempre vienes aquí..?

Si…vengo por semillas, aquí hay mucha variedad y a buen precio.

Te gustan muchos las plantas

Sí, tengo un pequeño jardín en casa…pero lástima que ahora no podre cuidarlo como quisiera

Y porque sucedería eso?

Porque entrare a una escuela donde tendré que vivir ahí, y solo saldré una vez a la semana.

Eso me suena muy familiar, yo estudio así.

En serio? Donde estudias?

Voy a la escuela femenina St Miatre…en Astraea

QUE!? De verdad!?...

Sí, porque la sorpresa?

Porque es ahí donde me han trasladado

(La joven de ojos verdes se detiene por completo sintiendo que su interior se llena de un cálido sentimiento)

Eso es maravilloso.

Sí que lo es...me alegra haber conocido a alguien de allí

Si, también me alegra mucho

(La tarde había comenzado a anaranjarse cuando las jóvenes seguían mirándose intensamente en un sector del jardín botánico. Mucha gente ya comenzaba a salir del lugar mientras ellas continuaban hablando y sin dejar de mirarse.

Cuando todo el recuerdo se sentía a flor de piel, el flashback llega a su fin y los ojos de la abuela comienzan a enfocar a aquella tienda que ahora, con el paso de los años, lucia totalmente remodelada.

Al mirar cuidadosamente el lugar, ve a varias personas por aquel sector, pero de pronto, sus ojos vuelven a detenerse en una persona de espaldas comprando semillas.

Con calma y apoyada en su bastón, comienza a caminar hacia aquel lugar con una gran emoción en el pecho y al detenerse a unos metros de ahí, logra ver a una señora que aun tiene algo de su cabello pelirrojo.

Con extraña sensación, aquella mujer voltea al sentir una intensa mirada.

En ese instante, como si nuevamente el universo se detuviera, aquellos corazones que una vez se conocieron en aquel lugar, vuelven a encontrarse nuevamente.

Unos tibios rayos de sol, logran escaparse entre las nubes para iluminar y generar un cálido ambiente para ese reencuentro.

Con suave susurro se logra oír un nombre)

Abuela Hanazono: Sakurako….

(La pelirroja, ahora mucho mayor, no puede evitarlo pero una enorme sonrisa y una lágrima aparecen en su rostro. Toma su bolsa y camina pausadamente hacia el lugar donde permanece de pie, la señora que a pesar de los años, sigue conservando esa belleza inigualable y su intensa mirada.

Frente a frente, después de largos años, sin decir ni una sola palabra, se miran fijamente como analizándose y reconociéndose a cada instante. Luego de un momento de silencio)

Abuela Hanazono: (sonríe)…aceptarías caminar por el parque junto a esta abuela?

Abuela Aoi: (sonríe)…estaré encantada…

….

….

….

(No había cesado la lluvia desde ayer, pero en este momento, un tibio sol comienza a asomarse intentando secar las gotas que caen aun por las hojas de los arboles.

Un día en que unos corazones se alejan por extraños motivos, otros se comienzan a conocer….y unos logran un reencuentro después de muchos años y una vida entera.

Momentos para recordar, momentos para comenzar a sentir y otros para olvidar. Sensaciones que van más allá del tiempo y del espacio y que son capaces de trascender.



….

….

De pronto, un teléfono suena)

Seiki: si?

Fanny: hermano! Como estas!

Seiki: terminando unas tareas que debo llevar mañana, como estas?

Fanny: aah muy bien, solo quería contarte algo…

Seiki: claro, dime

Fanny: …mi tramite esta completo…desde el lunes iré a Astraea

Seiki: (sorprendido) ya serás alumna de Miatre?

Fanny: (emocionada) si! Lo logre!

Seiki: (sonríe) muchas felicidades! Sabía que podrías! Shizuma se pondrá muy feliz

Fanny: si…eso también quería preguntarte…porque la he estado llamando desde ayer, y no contesta

Seiki: (curioso)…vaya…tal vez tiene mucho trabajo

Fanny: mmm…algo me dice que no es eso

Seiki: que piensas entonces?

Fanny: es solo una sensación…espero que todo esté bien. Volveré a llamarla

Seiki: también intentaré localizarla…

(Luego de despedirse, Seiki corta la llamada y antes de retomar su tarea, alguien llama a su puerta. Camina hacia la entrada y al abrir se sorprende enormemente y con un sorprendido rostro)

Seiki: que haces aquí!?

Chie: (sonríe traviesa)…ya sabes…negocios…

Seiki: (serio) como diste con mi dirección!?

Chie: (sonríe)…unas cuantas cervezas gratis y tu amigo casi me cuenta toda tu vida…

Seiki: (sorprendido) QUE!...aahh es un idiota!

Chie: (traviesa) no lo es…él sabe lo que son los negocios…

Seiki: …yo no quiero negocios… (Cerrando la puerta)….tengo trabajo que hacer

Chie: (poniendo una mano en la puerta) le cerraras la puerta a una dama!?

Seiki: (serio)…que quieres?

Chie: (sonríe traviesa)…ya lo sabes…



….

…..

…..

Cada vez más y confusas emociones que se van y vienen sin detenerse…

Fin del Capitulo

1 comentario:

  1. Casi muero de nostalgia con las abuelas. y Chie de miercoles solo sabe dar problemas igual que ayane. assssff

    ResponderEliminar