29 de febrero de 2012

Capitulo 8 "Recuerdos"

"Han sido días agotadores, pero me siento tan feliz...todas se ven tan animadas que me hace sentir una extraña sensación en el corazón. Quisiera recordarlas siempre a todas y a cada una...pero se que no será así, tarde o temprano sus rostros se volverán borrosos en mi mente y creo que eso nadie puede evitarlo. 
En diez años más, ¿como recordaré este momento? Estos días se han vuelto tan especiales... que estoy disfrutando cada segundo de ellos....
Este invierno ha sido inolvidable...quisiera que todo esto no acabara jamás, pero sé que pronto tendré que decir adiós."
Las nubes se iban reuniendo y un color grisáceo pintaba toda la colina, pero a pesar de este color tan oscuro, el ambiente allí era de lo mejor.
Ese era el ánimo que se podía respirar en el gimnasio techado, donde se encontraba el equipo Miatre de Volleyball. 
Están terminando uno de los últimos entrenamientos antes del inicio de la semana Etoile. Todas lucen muy animosas a pesar del exhaustivo entrenamiento.
Shizuma se detuvo por completo y las miró a todas con una amplia sonrisa y con el corazón acelerado.
Shizuma: ya es todo por hoy! Ha sido un excelente entrenamiento, gracias por su buen ánimo. Vayan a descansar, nos vemos mañana! 
Todas: gracias senpai! - buen entrenamiento - hasta mañana Shizuma sama! - tengo mucha sed - vamos a la cafetería - apresuremonos ya que va a llover - nos vemos senpai!
La ex Etoile camina hacia las gradas para tomar una botella de agua, se limpia el sudor de la frente y se sienta observando con algo de cansancio, como sus compañeras se retiran del lugar. Miyuki llega a su lado y se sienta junto a ella buscando algo dentro de su bolso.
Miyuki: ¿ya estas lista? 
Shizuma: claro...tengo muchas ganas de derrotar de nuevo a Spica (sonríe traviesa)
Miyuki: pero ahora hay chicas nuevas en Spica...tal vez sean muy buenas (saca una libreta de su bolso)
Shizuma: es cierto, pero eso no me preocupa...somos un equipo fuerte (toma de su botella)
Miyuki: siempre tan confiada (sonríe) ... sé que tienes muchas actividades, pero no tengo a nadie que vaya por esgrima de Miatre en la categoría de 4to a 6to grado, la chica que había de 5to grado se lesionó la muñeca en un entrenamiento ayer
Shizuma: ¿quieres que participe? 
Miyuki: solo tengo a una chica de primer año que participara en la categoría de 1ro a 3ro... (Mirando su libreta)
Shizuma: déjamelo a mí... esgrima es pan comido... (Sonríe confiada)
Miyuki: bien, dime eso cuando tengas el trofeo en tus manos (cierra los ojos y sonríe)
Ambas revisaban los planes de Miatre con gran tranquilidad mientras un par de chicas de primer año que entrenaban junto a ellas, tomaron los utensilios de aseo para limpiar el gimnasio pero Shizuma reacciona al verlas poniéndose de pie.
Shizuma: chicas, esperen un segundo! (les llama la atención)
Ambas voltean al llamado de Shizuma, se sonrojan y se ponen muy nerviosas pensando que habían hecho algo mal. La ex Etoile camina hacia ellas y con gran tranquilidad, toma uno de los trapeadores que una de ellas llevaba.
Shizuma: ...no se preocupen por esto...hoy nos toca a nosotras hacer la limpieza (sonríe)
Las chicas muy sorprendidas no saben qué decir. Shizuma voltea para mirar a Miyuki
Shizuma: hoy es nuestro turno, ¿verdad Miyuki?
Miyuki: así es (asiente con la cabeza y no levanta la mirada de su libreta, donde sigue anotando cosas)
Shizuma: ¿ya ven? Ahora vayan a descansar (les sonríe)
Todas: pero senpai, permítanos hacer la limpieza por ustedes - si, no debería molestarse con esto
Shizuma: nada de eso, es nuestro turno y lo respetamos al igual que todas, no hay problema
Ambas chicas se miran con sorpresa y admiración, quizás pensando que el estatus de Shizuma y Miyuki no les permitía hacer la limpieza en la colina, pero estaban muy equivocadas.
Todas: Lamentamos nuestra torpeza, Shizuma sama - disculpenos - 
Shizuma: no se preocupen, vayan a descansar han entrenado mucho y las felicito por su ánimo, cuento con ustedes para las competencias
Ambas se miraron muy emocionada con sus ojos llenos de gran ilusión, el cumplido de Shizuma significaba mucho para aquellas novatas.
Todas: hasta mañana Shizuma sama, hasta mañana Miyuki sama! (les hacen gesto con las manos)
Miyuki: hasta mañana chicas (les sonríe)
Shizuma: hasta mañana (se despide de todas y se queda de pie en medio de la cancha)
Miyuki: bien! (cerrando su libreta)... ya estamos completas.... ¿También irás por Judo verdad?
Shizuma: así es... (Mirando las cubetas con agua)
Miyuki: ¿de donde sacas tanta energía? (Poniéndose de pie)
Shizuma: solo quiero disfrutar al máximo estas competencias... (Voltea para ver a Miyuki)
Afuera unas nubes muy grises cubren el cielo. Todas las alumnas corren hacia la residencia para que no las alcance la lluvia que empieza a caer lentamente y que pareciera anunciar algo más intenso.
Dentro del gimnasio ya solo quedan Shizuma y Miyuki a solas, todas las demás chicas ya se han marchado dejando a las amigas a cargo de la limpieza del lugar.
La lluvia comienza generando aquel sonido relajante y característico sobre el tejado, haciendo que ambas levanten su mirada.
Shizuma: (cierra los ojos y suspira) como en los viejos tiempos 
Miyuki: hace mucho que no nos tocaba limpiar aquí 
Shizuma dobla su pantalón deportivo para quedar más cómoda y se prepara para limpiar todo el gimnasio, luce extremadamente informal y poco elegante, cosa poco común en ella.
Shizuma: si... la última vez fue una tarde lluviosa como esta ¿Recuerdas?
Miyuki se detiene unos instantes para analizar el aspecto de Shizuma tan inusual, mientras ella ya tomaba el trapeador y comenzaba con la limpieza del suelo. Miyuki no pudo evitar ponerse a reír mirándola de arriba abajo.
Shizuma: ¿que pasa? ¿Porque te ríes? (Se mira así misma)... ¿me veo graciosa?
Miyuki: (negando con la cabeza) ...solo recordaba cuando te vi en el día del cuarto sucio durante nuestro primer año... (Sonríe), estabas tan emocionada
Shizuma: ¿en primer año? (Recordando)..ah si...no te burles! (seria)
Miyuki: (ríe) ...te veías muy tierna!
Ambas entran en un modo flashback, recordando su primer año en la colina.
Fue un día en que no paraba de llover intensamente. Astraea lucia oscura y un fuerte viento la cruzaba de norte a sur, meciendo todos los árboles de la colina e invitando a todas a quedarse refugiadas bajo techo.
A pesar de lo oscuro del paisaje, ese era un día especial para las alumnas de Miatre que ya se iban reuniendo en la residencia para el esperado sorteo. Se celebraba el día del cuarto sucio en Miatre y las alumnas de primer año estaban ordenadas en una fila para sacar el papel con el nombre de las senpais mayores, a las que les tendrían que ayudar limpiando su cuarto, a cambio, ellas recibirán apoyo e instrucción de sus compañeras mayores. Era una instancia única para generar lazos y construir nuevas amistades, siempre cultivando el respeto y admiración entre las estudiantes.
La fila era larga y todas se sentían algo nerviosas comentando a media voz sobre lo que acontece y sobre qué posibilidades tenían de llegar a conocer a alguna senpai popular.
Allí habían dos rostros conocidos, la pequeña Miyuki está visiblemente nerviosa en la fila mientras que detrás de ella Shizuma estaba muy tranquila y casi bostezando. Miyuki voltea.
Miyuki: no bosteces Shizuma! ¿Que dirán las senpais si te ven con esa actitud de desgano?
Shizuma: pues dirán que su pequeña hermanita está muy cansada y la mandaran a dormir (la mira traviesa)
Miyuki: (la mira seria).. Compórtate, ya casi es nuestro turno (voltea hacia delante)
Shizuma lentamente toma la cintura de Miyuki y se acerca desde atrás para hablarle susurrante al oído, Miyuki se sonroja
Shizuma: ¿Porque tan nerviosa Miyuki?... ¿a quien prefieres como tu oneesama? ¿La presidenta o las Etoile?
Miyuki: (cerrando los ojos) no me molestes Shizuma... no me preocupa quien salga...solo quiero hacer mi labor como corresponde...
Shizuma: (se cruza de brazos y mira hacia arriba) que aburrida.... ¿Quien me gustaría que saliera? ...mmm...
Miyuki: (voltea rápido hacia Shizuma), ya es mi turno!
Miyuki camina nerviosa hacia la caja donde están los nombres de las senpais, cierra los ojos y saca uno del fondo. Luego camina hacia la mesa de la presidenta para entregarle el papel.
Se para firme delante de ella para pasarle su papel doblado.
La presidenta de aquel entonces era una bella joven de pelo rubio y ojos marrones, su nombre: Ayumi
Ayumi: ¿cual es tu nombre?
Miyuki: Rokujou Miyuki, primer año, clase nieve
Ayumi: muy bien... (Abriendo el papel).... Sakura y Ayane de 4to año serán tus Oneesamas, pasa a retirar tu delantal por favor (sonríe)
Miyuki: (haciendo una reverencia) muchas gracias Ayumi sama!
Shizuma: (mirando pacientemente a Miyuki, piensa) que ceremoniosa!
Shizuma espero su turno y caminó tranquilamente hacia la caja sobre la mesa e introdujo su mano dentro para tomar el primer papel que encuentre. Sin mucho afán lo saca y camina hacia la presidenta
Ayumi: ¿cual es tu nombre?
Shizuma: Hanazono Shizuma, primer año, clase nieve (le entrega el papel a la presidenta)
Ayumi: bien, veamos quien te toca de oneesama, ... (Abriendo el papel, se sorprende) vaya vaya!
Shizuma: ¿que ocurre? (curiosa)
Ayumi: (apoyando la cara sobre sus manos, la mira sonriendo) ...dicen que durante el día del cuarto sucio, si sacas el nombre de las Etoile, la que lo saco tarde o temprano se convertirá en tal.... (Voltea el papel para que lo vea Shizuma)
Shizuma: ¿tengo que limpiar para las Etoile? (se sorprende)
Ayumi: así es... eres afortunada ¿eh? Muchas quisieran estar en tu lugar (le cierra un ojo pícaramente)... pasa por tu delantal...
Shizuma camina hacia el lado de la mesa para recoger su delantal y empieza a escuchar los murmullos de las demás compañeras. Del otro extremo del salón la espera Miyuki con su delantal en la mano y con los ojos enormes llenos de mucha sorpresa. Shizuma se acerca hacia ella
Miyuki: tienes de oneesamas a las Etoile! (Exclamó sorprendida)
Shizuma: si, eso creo... (Viendo su papel nuevamente ) ...si mira.. (le pone el papel delante de la nariz a Miyuki)
Miyuki: ya lo sé! Todas lo saben!
Shizuma miró de reojo a todo el salón sin darle mayor importancia. 
Shizuma: si...no se porque tanto escándalo...
Sin mucha emoción, la joven Hanazono ya volteaba hacia el pasillo siendo seguida desde muy cerca por una exaltada Miyuki.
Miyuki: además te convertirás en Etoile! (Va tras Shizuma rápidamente)
Shizuma: ¿y quien dice que quiero ser Etoile? Son solo historias y eso no me llama para nada la atención, sólo imaginalo! Es mucho trabajo!
Miyuki: como no! Es parte del misticismo de Miatre! Sacaste el papel con sus nombres! (emocionada) eso indica que tu futuro está predeterminado
Shizuma salió del salón sintiendo la intensa mirada de todas y detrás de ella Miyuki la seguía con el rostro iluminado lleno de emoción. 
La joven Hanazono no sentía mucho interés en este tipo de actividad y le costaba entender la enorme fama de las Etoile y el privilegio de trabajar para ellas.
Caminó sintiéndose muy abrumada por la repentina responsabilidad que había caído sobre sus hombros, por lo que decidió ir directamente a su cuarto sin darle tanto preámbulo al asunto.
Detrás de ella Miyuki no dejaba de soñar con los ojos abiertos.
Shizuma: (llegando a su cuarto y abriendo la puerta) ... no te emociones tanto... no tengo intenciones de ser Etoile....además no sé porque se ponen así de exaltadas.. (Dejando su delantal sobre su cama)
Miyuki: bueno, porque las Etoile son la máxima autoridad en Astraea, todas las quieren y respetan , deberías saber eso (deja también su delantal sobre la cama)
Shizuma: si, pero como sea, son personas igual que todas... (Empieza a desabrocharse su uniforme para entrar a la ducha)....y por lo tanto.... Ensucian de igual manera su cuarto, cosa que tendré que ir a limpiarles mañana....¿si? (Mira a Miyuki) todo será parte de una rutina y tradición escolar, nada de historias mágicas ni nada por el estilo, así que no sueñes con eso de verme en el consejo estudiantil
Miyuki: (suspira) ah no entiendes nada.... (Se acuesta sobre su cama)
Shizuma: claro que entiendo.. (Entra a la ducha)....lo único que me a quedado muy claro es...(pasa unos instantes de silencio y luego)...nuestra presidenta es muy guapaaaaa....(cantando desde la ducha)
Miyuki: si es mucho mayor que tuuuu! (le responde cantando desde la cama)
Shizuma: ....no me importaaaaaa! (Sigue cantando en la ducha)
...
...
Aquella noche y como era de presagiar, se sintió muy fuerte el viento, el cual entraba por unas ranuras de la ventana de la habitación generando un tétrico sonido. Miyuki al escucharlo se dió muchas vueltas en su cama intentando dormir pero el temor era más fuerte. Siguió en sus intentos pero nada cambió, ya no aguanto y se levantó de su cama asustada abrazando una almohada. El cuarto estaba oscuro y Shizuma profundamente dormida.
Miyuki: ...Shizuma.....Shizuma....(moviéndola para que despierte)
Pasaron unos instantes y el viento parecía enfurecer más, Miyuki no pudo evitar sentir escalofríos y se apresuró en su intento por despertar a su amiga. Volvió a moverla hasta que empezó a reaccionar.
Shizuma: ¿que pasa? (Despertando)....
Miyuki: ¿no escuchas eso? (Abrazando fuerte su almohada)
Shizuma: es el viento! No te hará nada (se tapa y voltea hacia la pared)... duérmete...
Miyuki: ...no puedo....(le habla con una tierna voz de niña pequeña)
Shizuma: ....esta bieeeeen.... (Le abre la cama)... entra....
Miyuki entra enseguida a la cama. Shizuma enseguida notó que su amiga temblaba de frío y miedo. Volteó hacia ella y la abrazo tiernamente. 
Shizuma: ya eres grande, deberías dormir en tu cama.... (Hablándole con paciencia)
Miyuki: perdón... no soy tan valiente como tú... 
Al sentir la calidez de la cama de Shizuma su cuerpo empezó a calmarse y sin más, sus ojos comenzaron a cerrarse. La joven Hanazono podía verla a media luz sin evitar sentir ternura al verla dormir.
Shizuma: que niña... 
...
...
A la mañana siguiente después de la fuerte tormenta, un brillante sol amanece e ilumina toda la colina. Los fuertes rayos entran por las cortinas secando las gotas de agua que quedan en los marcos de las ventanas.
La pequeña Shizuma lentamente va abriendo sus ojos, quiso moverse para estirarse pero sintió un peso sobre su cuerpo, abrió bien los ojos y recordó que Miyuki estaba con ella, dormida sobre su pecho.
Shizuma: lo había olvidado...hey.....(empieza a picarle la cara) .....hey...Miyuki....(Miyuki mueve la mano como quien se quita un mosquito).....
Shizuma suspira viendo que su plan para levantarse no funciona en absoluto. Mira su reloj despertador junto a la cama y ve que faltan quince minutos para que suene. 
Vuelve su mirada hacia Miyuki y trata de quitarse lentamente, hace el intento pero no puede zafarse de Miyuki quien pareciera aferrarse a ella en su profundo sueño.
Shizuma: ¿tendré que esperar 15 minutos más? (mira traviesamente a Miyuki) ...vamos a ver si no te despiertas ahora.....
.....mi.....yu.....ki....(levanta suavemente su cara para que sus labios queden muy cerca y le sigue susurrando)....mi....yu....ki....
Lentamente Miyuki empieza a despertar, poco a poco abre sus ojos y ve que Shizuma esta apunto de besarla.
Miyuki: EEEEEEEEEEHHHHHHHHHHHHHH!?
Dio un brinco de la impresión y se cae de la cama, Shizuma comienza a reír y Miyuki la mira sonrojada desde el suelo con una sábana enredada sobre ella
Miyuki: (sonrojada) ¿que pretendías hacer!?
Shizuma: ya lo hice y ni cuenta te diste (la mira pícaramente).....
Miyuki: ¿¿QUEEE!?? (Sonrojada se toca sus labios)
Shizuma: muy bien.... Es hora de levantarse! 
Al estar al fin libre, Shizuma se pone de pie con mucha energía mientras Miyuki la seguía con la mirada sorprendida y sonrojada.
Miyuki: Shizumaaaa! 
Durante ese día, las alumnas de primer año de Miatre deberán acudir a las habitaciones de sus senpais mayores para ayudarles con la limpieza del cuarto.
Por los pasillos de Miatre todas las alumnas de primer año comenzaban a salir con sus flamantes delantales dirigiéndose a las distintas plantas de la residencia.
Miyuki y Shizuma también ya estaban listas.
Shizuma: bien Miyuki, te veré más tarde...
Miyuki: pe... pero Shizuma....
Shizuma: ¿que pasa? (voltea a verla)
Miyuki: ¿vas tan tranquila? (la mira extrañada)
Shizuma: ¿y como debería ir? ¿Me queda mal el delantal?(Mirándose)
Miyuki: no es eso...pero....vas a ayudar a las Etoile! (emocionada)
Shizuma: de nuevo con eso, ya lo sé!...te veo al rato...(da media vuelta y va camino al primer piso)
Miyuki: (suspira)...algún día serás Etoile y recordaras esto (sonríe)
Shizuma baja tranquilamente las escaleras y las compañeras de primer año que la ven, comienzan a murmurar, Shizuma se da cuenta que comentan lo afortunada que es por ayudar a las Etoile, ella voltea a verlas un poco molesta haciéndolas callar con la mirada.
Caminó por el pasillo del primer piso sin muchos ánimos.
Shizuma: bien...¿cual es el cuarto de las famosas Etoile? ....(mirando las puertas)
Llega frente a una puerta, respiró profundamente antes de animarse a tocar.
Toc toc
Luego de un instante, la puerta se abrió ante ella y una hermosa joven salió a recibirla. Ella era una chica alta, ojos azules, su cabello negro y largo se balanceaba sobre su oscuro uniforme que se alineaba a su esbelta figura. Los intensos ojos de Shizuma quedaron congelados y maravillados al verla. Por un segundo pensó que un aura brillante rodeaba a aquella chica y que quizás eso era la magia de las famosas Etoile. Pestañeo rápidamente para despabilar y presentarse como debía. 
Shizuma: (haciendo reverencia) buenos días Oneesama! Soy Hanazono Shizuma de primer año y he venido aquí para ayudarte en el día del cuarto sucio (se queda en posición de reverencia)
La muchacha sonríe al verla sin decir nada. Shizuma se levantó al no recibir respuesta y pudo ver dentro de la habitación. Allí había otra chica de similar belleza.
Shizuma: (pensando) ella debe ser la otra Etoile....
Aquella muchacha del interior de la habitación, se puso de pie y caminó hacia la puerta para recibirla. La pequeña Shizuma quedo encandilada de igual manera con lo hermosa que era ella también. La admiró por lo que parecieron ser largos segundos, le llamó la atención su largo cabello café y sus ojos verdes. Ella era la Etoile Ainee.
Guardó silencio y las miró a ambas entendiendo en parte la emoción de la que le hablaba Miyuki ya que las dos mujeres delante de ella imponían tanto por su belleza como por su presencia, juntas emanaban un infinito respeto y delicadeza que Shizuma no alcanzaba a comprender del todo, pero que sentía con solo mirarlas.
Megumi: vaya vaya! Pero que hermosa hermanita nos ha tocado (sonriéndole a Shizuma)
Hikaru: si, que suerte tenemos (sonríe) pero pasa, no te quedes ahí
Shizuma obediente entró a la habitación y detrás de ella las dos Etoile. El lugar era una habitación ejemplar, relucía de limpia y ordenada.
Megumi: como verás, no hay mucho que ordenar, Hikaru es obsesionada con la limpieza
Hikaru: no es cierto (se cruza de brazos) solo me gusta mantener las cosas en orden
Shizuma: no importa Etoile sama, estoy aquí para ayudarlas en lo que necesiten, déjenmelo a mi (reverencia)
Megumi: (poniendo su mano en el hombro de Shizuma)... tu tranquila...no hay mucho que hacer aquí...pero sabemos cómo es esto del cuarto sucio. Creo que lo único desordenado que hay, son unos papeles sobre el escritorio
Hikaru: nosotras tenemos que ir a un banquete de las 3 escuelas ahora, así que te dejaremos sola
Megumi: pero...quisiéramos verte aquí cuando regresemos... (Se le queda viendo y sonríe pícaramente) no tardaremos 
Shizuma: no se preocupen Etoile sama, aquí estaré...las esperaré
Ambas Etoile salen del cuarto dejando a solas a Shizuma. Ella voltea y analiza nuevamente el lugar.
Shizuma: (pensando)... ahora entiendo porque me envidiaban... (Sonríe)....son muy hermosas! No había tenido oportunidad de verlas tan de cerca. La primera vez que las presentaron no les puse atencion, o creo haberme dormido... 
Sin esperar más, la joven Hanazono dobló sus mangas y se puso a trabajar allí, estirando la ropa y reacomodando los documentos y cuadernos.
En otro cuarto muy cerca de allí, estaba Miyuki trabajando para sus senpais. Salió en un momento para llevar una bolsa de basura fuera y divisa a Shizuma saliendo del cuarto, muy apurada y concentrada. 
Miyuki: (pensando) ¿Shizuma? ...
Shizuma ni se ha fijado que Miyuki la estaba mirando y vuelve a entrar al cuarto de las Etoile para seguir trabajando afanosamente.
...
...
Después de unas horas, las Etoile ya caminaban de regreso a su habitación y al entrar, ambas miran con sorpresa dentro. El lugar estaba deslumbrante de limpio y al centro, una mesa arreglada y dos tazas de té esperando ser servidas.
Shizuma: (les hace una reverencia) bienvenidas Etoile sama
Megumi: (sorprendida) pero mira nada mas! Shizuma chan te has lucido (sonríe)
Hikaru: qué sorpresa más agradable, justo tenía ganas de terminar el día con un té
Megumi: si, tenemos una hermanita adorable, además de ser muy hermosa (se le queda viendo a Shizuma mientras sirve el te)
Shizuma: me alegra saber que les ha gustado este pequeño regalo
Megumi: ahora que te veo bien.... ¿Tu no eres la chica de primero que participó en las competencias deportivas ganando para Miatre?
Hikaru: ahora que lo dices, si es cierto! (Mirando a Shizuma) lo hiciste muy bien sacando la cara por la escuela! (sonríe)
Megumi: si, aún recuerdo la cara de impresionadas de las chicas de Spica (ríe traviesa) no se lo esperaban para nada, creo que nunca olvidaré la expresión de sus rostros
Shizuma: fue un gusto poder representar a la escuela (sonríe)
Megumi: si, tenias una presencia impresionante en la cancha... tienes mucho carácter (tomando el té suavemente)
Hikaru: me gustaría verte dentro de un par de años...de seguro te convertirás en Etoile, creo que tienes potencial para serlo
Shizuma: (levemente sonrojada)... gracias...pero no tengo intenciones de ser Etoile...
Megumi: (cerrando los ojos) ...me recuerdas a mi... tampoco quería serlo...
Shizuma: (Sorprendida) ¿de verdad?
Megumi: pero viéndote... tienes pasta para esto... todas te querrán... (le cierra un ojo) 
Esa agradable tarde en la residencia se fue transformando en noche lentamente y las Etoile seguían hablando y contándole sus experiencias a la pequeña Shizuma, la cual escuchaba atentamente sin darse cuenta de que el toque de queda ya había quedado en el pasado.
Shizuma: (mirando el reloj del cuarto) ...perdón Etoile sama... se ha pasado el tiempo muy rápido con la agradable conversación... pero ya debo regresar a mi cuarto...
Hikaru: es cierto, ya es tarde, pronto pasará la hermana revisando los pasillos y no sería nada agradable que te encuentre paseando por ahí
Megumi: te acompañare hasta tu cuarto...así no tendrás problemas por si apareciera la hermana (Poniéndose de pie)
Shizuma: con su permiso Etoile sama
Hikaru: gracias por tu trabajo Shizuma chan, que descanses
Ambas salen del cuarto y comienzan a caminar por los ya oscuros pasillos de Ishigo sha. Suben hasta el segundo piso, Shizuma no ha dicho ni una sola palabra a lo largo del trayecto, por alguna razón se ha puesto sumamente nerviosa caminando con la Etoile a su lado, ella misma se sorprende.
Shizuma: (pensando) ¿porque me pongo nerviosa? 
A tan solo unos cuantos metros del cuarto de Shizuma, la Etoile Megumi se detiene enfrente de ella, la toma por la cintura y la pone frente suyo a centímetros para besarla. La joven Hanazono se quedó congelada en ese instante con el corazón acelerado.
La Etoile besa tiernamente la mejilla de Shizuma y le habla al oído suavemente.
Megumi: ...algún día querrás tener lo que tiene una Etoile...y cuando lo hagas...me recordaras.....y feliz llegaré a tus recuerdos....
Shizuma al oír estas palabras se queda sorprendida y pensativa. Su cuerpo seguía paralizado sin saber cómo reaccionar ante la imponente figura de la Etoile que le causaba una increíble admiración, se acercaba cada vez más con claras intenciones de besarla. En ese preciso instante se abre de pronto la puerta del cuarto y sale Miyuki intentando mirar en el oscuro pasillo
Miyuki: ¿Shizuma? 
Megumi: buenas noches...
Miyuki: ETOILE SAMA! (se sorprende e inmediatamente le hace una reverencia) buenas noches!
Megumi: que descanses mi hermosa Shizuma chan (la mira tierna y le guiña un ojo)
Shizuma: buenas noches....Etoile sama... 
La Etoile da media vuelta y se regresa a su cuarto en silencio. Shizuma la siguió con la mirada hasta que la perdió de vista, respiró profundamente intentando relajarse. Miyuki se acerca, la observa y comienza a reír
Miyuki: (riendo) no lo puedo creer!
Shizuma: ¿que pasa? ¿porque te ríes? 
Miyuki: estas roja como un tomate (ríe)
Shizuma: ¿eh? (se toca la cara) No me molestes! (intenta cubrir su rostro con ambas manos)
..
...
Finaliza el modo flashback.
Miyuki y Shizuma siguen limpiando el gimnasio y comentan sus recuerdos. La lluvia no tiene intenciones de detenerse en absoluto y a ratos el sonido de las gotas sobre el techo se volvía ensordecedor. La presidenta de Miatre aprovechó el momento para ir a remojar aquel trapo y prepararlo para la siguiente ronda de trapeo, la lluvia amainó por un instante.
Miyuki: (sonriendo) de solo recordarlo me da mucha ternura... 
Shizuma: no te burles Miyuki! (Desde el otro extremo del gimnasio)
Miyuki: Nadie sabe esas cosas de ti, es como una historia oculta de tu pasado
Shizuma: (se detiene y suspira) ...lo sé...y pensar que no quería ser Etoile...(sonríe)
Miyuki: si....cuatro años negándote rotundamente a serlo
Shizuma: tu me convenciste después de todo
Miyuki: y se cumplió lo del cuarto sucio...
Shizuma: (mirando el techo) ¿que será de aquellas Etoile?
Miyuki: desde entonces te convertiste en su favorita. Deberías haberte quedado con algún dato de ellas para localizarlas después ¿o no?
Shizuma: (pensando) creo que tengo alguna dirección... cuando desarme mi cuarto la encontraré en algún mueble
La hora sigue avanzando y al parecer la lluvia no se detendrá, los fuertes focos del gimnasio parpadeaban por instantes debido al clima. Era posible que se cortara la luz y a esa hora el sol ya se había escondido, debían apresurarse por terminar y cerrar el lugar.
Miyuki se siente muy bien recordando los viejos tiempos junto a Shizuma, es un buen momento para recordar y no atormentarse con las cosas futuras, es hora de ver al pasado para pensar en los maravillosos días vividos en Astraea.
Miyuki: (limpiando el piso con un paño)... también recuerdo cuando intentaron lastimarte las alumnas mayores que comenzaron a sentir envidia de ti...
Shizuma: (levantando la mirada rápidamente) claro... casi ni recordaba eso...pero no fue a mi a quien trataron de lastimar...
Nuevamente ambas entran en modo flashback, regresando a primer año.
La colina luce llena de vida con un espléndido sol iluminando. Los días de primavera llenan de colores toda Astraea y las alumnas comienzan a lucir sus uniformes de verano.
Era una tarde después de clases cuando las actividades de los clubes empiezan.
Miyuki: (saliendo de la sala de clases) ¿donde vas Shizuma?
Shizuma: (voltea a verla) ya empezaran las actividades de mi club
Miyuki: (bajando la mirada triste)..o sea que si entraste a uno
Shizuma: si...deberías buscar uno. Muchos clubes te querrían, además, si quieres ser parte del consejo estudiantil,la trayectoria en algún club te daría puntos extras
Miyuki: lo sé, pero aún no puedo decidirme
Shizuma: deberías apresurarte, sino te quedarás sin club hasta el siguiente año
Miyuki: ¿puedo acompañarte? (la mira triste)
Shizuma: esta bien...
Ambas salen de la escuela y caminan por el soleado camino hacia el club de esgrima que quedaba muy cerca de Miatre.
Miyuki: ¿porque entraste al club de esgrima? (la mira curiosa)
Shizuma: porque me parece algo muy elegante y además me fortalece... (la mira) ¿tu porque no entras también? Creo que te quedaría muy bien
Miyuki: no...no sirvo para eso.. (triste) ...no sé si deba entrar a un club
Shizuma: no te desanimes. Eres muy talentosa, estoy segura que muchos clubes querrían una chica como tú en sus filas
Al llegar a las cercanías del club, Shizuma ve que afuera hay un grupo de alumnas y al parecer son Senpai de sexto año. Muchas de esas alumnas mayores habían comenzado a sentir envidia de la joven Shizuma por su cercana relación con las Etoile luego del cuarto sucio.
Al llegar, algunas voltearon a verlas con miradas amenazantes.
Senpais: miren quien viene llegando... ¿no es la hermanita adorada de las Etoile?...¿entró a nuestro club? ¿Cómo es que la dejaron entrar? 
Aquellas senpais miraron a Shizuma con recelo. Miyuki inmediatamente sintió temor e inconscientemente se ocultó detrás de Shizuma.
Senpais: ¿Y quien es tu amiguita? ¿No es tu novia? Si tienes novia no deberías andar molestando a nuestras Etoile...
Shizuma: (hablando tranquilamente a Miyuki).. No les hagas caso...
Shizuma tomó la mano de Miyuki para entrar al gimnasio haciendo caso omiso de los comentarios. Cruzaron la puerta y encontraron un mensaje puesto en el mural, lo había dejado la presidenta del club.
"Chicas del club de esgrima, hoy me ausentare de las prácticas debido a que he cojido una fuerte gripe, por lo que he tenido que guardar cama por instrucción médica.
Las senpais de sexto año tienen la tarea de supervisar todos los niveles.
Espero su comprensión y sigan practicando en mi ausencia."
Shizuma: ah genial... no vendrá... (Mira seria hacia afuera donde aun están las senpais de sexto año murmurando cosas)
Miyuki: no deberías quedarte... tengo un mal presentimiento... (mira asustada a Shizuma)
Shizuma: tranquila... solo practicare un rato y me iré. Sería bueno ir por un pastel más tarde, ¿se te antoja?
Miyuki abre sus ojos llenos de ilusión calmandose de pronto. 
Miyuki: si!! 
Shizuma: bien, no me tardaré entonces
Miyuki: me quedaré contigo (siguiéndola)
Ambas entraron al lugar viendo que habían chicas de otros años ya practicando lo que dejó más tranquila a Miyuki. Ella se sentó en las gradas, tomó un libro de su bolso y se puso a leer en silencio. 
Mientras Shizuma, luego de cambiarse de ropa, se une a unas chicas de segundo y cuarto año que ya estaban entrenado.
Todas practicaban tranquilamente y el ambiente era muy grato, a ratos Miyuki levantaba la vista para ver que todo parecía ir muy bien.
No fue hasta que de un momento a otro, alumnas de sexto grado irrumpieron el entrenamiento desconcertando a todas. De la nada tres muchachas mayores rodearon a Shizuma ante la atónita mirada de sus compañeras.
Senpais de sexto: mmm...(mirando a Shizuma)... si esta linda pero ¿que tanto le verán nuestras Etoile?... es baja.... Le falta crecer aun.... Es apenas una niña (Una de ellas toma fuertemente el mentón de Shizuma)
La joven Hanazono no se dejó intimidar por la desagradable actitud de esas Senpai. Guardó silencio y mantuvo la mirada desafiante y altiva. 
Senpai: Vamos a ver de qué estás hecha, como para que ellas se fijen tanto en ti...si eres solo una niñita 
Por un instante Shizuma había olvidado por completo que había ido acompañada de Miyuki, recién ahí sintió preocupación y volteó apresurada para ver a su amiga en las gradas, su sorpresa fue enorme al ver a que otra Senpai de sexto año estaba acosando a su amiga.
Shizuma: déjenla tranquila...ella no tiene nada que ver
Senpais de sexto: ooh! ¿Piensas que le haremos algo a tu novia?
Miyuki estaba temerosa y sus manos temblaban un poco con la repentina presencia de esa Senpai a su lado.
Miyuki: (Asustada mira a la senpai)...¿que quieres?
Senpai: ¿que lees? (Pregunta entrometida) ¿algún poema para tu noviecita?
Miyuki: ¿eh?
Senpai: ¿porque no le dices que se aleje de nuestras Etoile? ¿Eh? (la mira seria)
Miyuki: no sé de qué hablas... ella no les ha hecho nada ni a ti ni a nadie... (le responde seriamente)
Senpai: eso es lo que crees... déjame ver... (Quitándole su libro)
Miyuki: nooo! Entrégamelo!
Miyuki trata de alcanzar su libro pero la Senpai es mucho más alta que ella que forcejea para alejarla. Shizuma ve esto y de inmediato quiere ir en ayuda de su amiga pero le bloquean el paso.
Shizuma: les dije que la dejaran tranquila! (Se molesta)
Senpais: uy! Miren, la niña se enojó... (Tomando su florete de esgrima y apuntándole a Shizuma)... derrotame...y las dejaremos tranquilas...(tono desafiante)
El ambiente se volvió sumamente tenso y las demás compañeras de grados menores comenzaron a abandonar el gimnasio, opinando que era casi imposible que una alumna de primer año derrotara a una Senpai de sexto año. Algunas al ver la situación salieron presurosas del lugar.
Shizuma miro a los ojos a aquella Senpai, tomó firmemente su florete y le respondió posando el suyo en frente.
Shizuma: acepto tu desafío...(la mira muy seria)
Senpais: aaa esto estará bueno! Nos divertiremos un rato...
Las muchachas de sexto grado se movieron rápido y algunas rodearon el combate. 
Miyuki no sabía bien que hacer, la senpai la tenía acorralada en las gradas y claramente no las dejaran tranquilas. Estaban solas y en visible desventaja.
Las dos contrincantes se dieron un feroz vistazo antes de ponerse sus máscaras de protección, Miyuki las observaba con el corazón apretado y las manos temblorosas.
El ambiente se había vuelto completamente tenso y un silencio abrumador las envolvió previo al combate. Todas estaban impacientes por ver el primer asalto.
La alumna de sexto sin esperar ninguna señal, lanza el primer ataque intentando sorprenderla, Shizuma retrocede veloz un paso y avanza con un rápido golpe que no dejó indiferente a nadie. Al ver lo veloz de Shizuma, la senpai de sexto comienza a atacar con mayor fuerza abalanzándose sobre ella pero sin lograr tocarla.
A pesar de la clara diferencia física, de fuerza y altura, la Senpai no estaba logrando su objetivo frente a la rapidez efectiva de la joven Shizuma. 
Las senpais que las rodeaban comenzaron a impacientarse por lo que empezaron a alentar a su amiga. Ellas habían escogido a la compañera más hábil de la escuela para darle una lección a la novata, pero sus intenciones estaban claramente siendo truncadas por el talento de la jovencita.
Senpai: vamos! Si es solo una niñaaa! Derrotala de una vez!
La presión para la alumna de sexto año empezó a caer sobre sus hombros viendo que su rival le estaba dando una pelea muy dura e impensable. Sus ataques empiezan a perder el control y en un momento de cercanía, la desesperación fue mayor y en lugar de pegarle con el florete le lanza una brutal patada en el peto protector haciendo que Shizuma saliera proyectada hacia atrás cayendo violentamente al suelo.
Miyuki: Shizuma! (preocupada. La de sexto año la sostiene para que no pueda ir a socorrerla)
En ese instante la mayor se prepara para derrotar a Shizuma quien estaba en el suelo un poco aturdida ante el cobarde ataque. La victoria la tenía en su manos y quiso atacar nuevamente pateando el florete de Shizuma para dejarla desarmada, pero la joven fue mucho más rápida y hábilmente se puso de pie. Fueron apenas unos instantes valiosos que aprovechó la novata lanzando un golpe certero al florete de su rival que salió volando de sus manos cayendo unos cuantos metros lejos. La Senpai abrió sus ojos enormes palideciendo ante la velocidad de la cual no tuvo oportunidad de reaccionar. Ya con la ventaja, Shizuma aprovechó y lanzó un golpe directo a su máscara a la altura de sus ojos, todo el gimnasio pareció congelarse en ese instante y el silencio fue omnipresente. La impresión de la Senpai frente a la joven Hanazono fue tal, que sus rodillas tambalearon dejándola caer, sus compañeras quedaron en blanco sin saber qué hacer ni que decir, el combate había finalizado.
Shizuma: (levantándose la máscara de protección, la mira seriamente hacia abajo)... no son dignas de salir graduadas de Miatre. Avergüenzan a nuestra escuela y a toda la colina.
La puerta del gimnasio se abrió de par en par y entraron apresuradas las compañeras que habían salido hace un momento, llegaron acompañadas de Megumi, la Etoile Ainee, quien venía informada de la situación pero al entrar observó la escena con gran sorpresa. 
Al verla entrar, las senpais de sexto rápidamente se dispersaron intentando huir.
Megumi: ¿donde creen que van? 
Miyuki al quedar libre corrió gradas abajo para ir junto a Shizuma, mientras la derrotada senpai aún no tenía intenciones de ponerse de pie. 
Megumi caminó hacia ellas ante la atónita mirada de todas. La Etoile miró seriamente a las alumnas de sexto grado que corrieron hasta el centro del gimnasio formándose ordenadamente, ellas sabían que una orden de las Etoile era tan poderosa como una instrucción de la hermana.
El ambiente nuevamente se enrareció pero esta vez era diferente.
Megumi caminó de un lado a otro con un claro gesto de molestia en su rostro. Shizuma sobaba su estómago aún resentido por el golpe.
Miyuki: ¿estas bien? Deberíamos ir a la enfermería
Shizuma: no te preocupes, estoy bien
Megumi: ponte de pie (hablándole a la Senpai caída)
Senpai: pero Etoile Sama...
Megumi: no volveré a repetirlo, es una orden
La Senpai se puso de inmediato de pie y se formó junto a las demás con la mirada baja, no fue capaz de levantar la vista ni mirar a la Etoile que no dejaba de analizarlas una por una. Las alumnas de grados menores miraban incrédulas la escena.
Megumi: Deberían sentirse realmente avergonzadas por su comportamiento! Molestar a sus compañeras pequeñas en vez de darles el ejemplo es algo totalmente intolerable en Astraea, deberían saberlo. 
Todas las presentes guardaron profundo silencio mientras Shizuma se sentó junto a Miyuki en las gradas para reponerse del mal rato.
La Etoile Ainee no dejaba de caminar de un lado a otro cual sargento fuera. Sus ojos estaban furiosos pero quería mantener la compostura frente a las alumnas más jóvenes. Claramente las de sexto año merecían un ejemplar castigo por su conducta pero la Etoile no se los daría, debía ser la hermana.
Megumi: nada de esto pasará inadvertido en el reporte que le haré llegar a la hermana y deberán atender las consecuencias de su grave accionar...
Senpai: pero Etoile Sama...
Megumi: ¿que? ¿Quieren discutir cuando los hechos han sido tan claros? 
Ninguna de las alumnas mayores levantaba la mirada y solo escucharon el sermón de la Etoile cabizbajas.
Megumi: hablaré personalmente con la presidenta de su club y quedarán marginadas de sus actividades...
Senpais: ¡¿Que!? Pero Etoile Sama!
Megumi: ...y la hermana decidirá lo mejor para ustedes. Ahora vayan a la residencia de inmediato, no quiero volver a verlas cerca de las alumnas menores. 
Las palabras de la Etoile sentenciaron a las abusivas quienes dieron una nerviosa reverencia antes de salir apuradas del gimnasio, algunas con los ojos llorosos. Las demás no podían creer lo que acababan de ver, una Etoile poniendo en línea a un grupo de senpais, era algo que no pasaba nunca.
Los ojos de Shizuma se iluminaron viendo a Megumi al centro del gimnasio, lucía imponente y poderosa, como una hermosa guerrera rodeada de su brillante aura, así la proyectó la mente de la joven Hanazono, pero sólo era la luz del exterior que entraba con fuerza por las ventanas.
Miyuki miró a su amiga que parecía perdida admirando a la Etoile, hasta que Megumi volteó para salir del lugar, no sin antes mirar a Shizuma y guiñandole un ojo, sus labios se movieron para decirle "bien hecho" y se marchó. El corazón de la joven pareció inflarse de emoción con aquella felicitación que le reconfortó el alma.
Había derrotado a la mejor senpai de sexto grado y había acallado sus agresiones, algo que quedaría grabado en la historia de la colina.
Finaliza el modo flashback.
Miyuki recuerda emocionada aquel momento.
Miyuki: desde entonces jamás te volvieron a molestar...y además te ganaste el respeto de todas. Tu primer paso para convertirte en la futura Etoile
Shizuma: no lo hice con esa intención... lo hice para protegerte (sigue limpiando por su lado, dándole la espalda a Miyuki)
Miyuki: (levanta la mirada y se sonroja levemente)... siempre cuidando de mí...(susurrando)
Shizuma: bien! Creo que ya quedo listo
La ex Etoile observa el amplio gimnasio con sus manos en la cintura, está conforme con la labor finalizada. Miyuki mira el reloj de la pared.
Miyuki: Shizuma, ya casi es el toque de queda, debemos apurarnos y cerrar el gimnasio
Shizuma: muy bien, el trabajo está listo señorita presidenta!
Shizuma comienza a apagar las luces y Miyuki prepara las llaves para cerrar la puerta y toma el paraguas junto a la puerta. 
Afuera el paisaje de la colina luce muy oscuro mientras los focos de los caminos comienzan a encenderse poco a poco.
Miyuki: tendremos lluvia toda la noche (mirando al cielo)
Shizuma: así parece. Vámonos, ya casi es hora...
La puerta quedó cerrada tras ellas y Shizuma miró a su amiga dudando de que si ambas caberían bajo aquel paraguas, pero parecía no importarles, la lluvia era muy fuerte y debían apresurarse antes del toque de queda.
Salieron corriendo por el camino y Shizuma tomó el paraguas para guiarle la ruta a su amiga, pero traviesamente se fue sobre todas las pozas de agua salpicando a todos lados y mojandose toda la ropa.
Miyuki: Shizuma!!
La ex Etoile solo reía viendo a su amiga con los pantalones empapados pero no podían parar, Miyuki trataba de mantenerse seria pero la actitud infantil de su amiga le trajo calidez a su pecho. Aquella imagen era como la de muchos años atrás.
El cielo se oscureció más y un relámpago anunció su potente presencia, tal fue su fuerza que la luz del camino se apagó y quedaron casi en penumbras. Shizuma tomó la mano de su amiga para acelerar el paso mirando hacia el Ishigo Sha.
Shizuma: creo que no lo lograremos, Miyuki!
Miyuki: ¿que dices!? No podemos quedarnos afuera!! (se preocupa y Shizuma da una sonrisa traviesa)
Shizuma: será tu primera vez Miyuki (la mira traviesa y le indica hacia adelante, mostrando la reja de la residencia la cual ya está cerrada)
Miyuki: no puede ser!!! (muy preocupada).....¿¡qué haremos!? (se queda mirando la reja sin saber qué hacer)
Shizuma: tranquila... (la mira paciente doblándose las mangas)
Miyuki: no Shizuma! No saltare la reja! Va contra las reglas de la residencia! (la mira seria)
Shizuma: dime otra opción señorita presidenta... (se cruza de brazos tranquila)... no querrás causarle problemas a la hermana...¿o si? (mirando hacia dentro de la residencia)
Miyuki: pues....(pensativa)
Shizuma: ven rápido! (toma rápido del brazo a Miyuki y la jala para esconderse al lado de la pared entre los arbustos)
Miyuki: ¡¿que pasa!? ¡¿Porque me jalas asi!? (Shizuma le indica que guarde silencio y esconde el paraguas entre los arbustos)... pero nos vamos a mojar!
Shizuma: shhhh! Que está la hermana allí
Miyuki: ¿eh?
La hermana ha salido de la residencia con un enorme paraguas monocromático, observa a los alrededores y camina hasta la reja para asegurarse que esté bien cerrada. A tan solo unos metros, detrás de un arbusto están Shizuma y Miyuki escondidas bajo la lluvia.
La hermana después de estar conforme, dio la vuelta y se marchó al interior de la residencia.
Miyuki respiró profundo como si hubiera estado aguantando la respiración todo el rato.
Miyuki: no puedo creerlo! Yo escondiéndome aquí!
Shizuma: bien, vamos a entrar...
Miyuki: ¿queeee?! ¿Y por donde pretendes entrar!?
Shizuma: por la reja... no hagas tanto escándalo y sígueme... (le quita el paraguas y lo lanza hacia dentro de la residencia)
Miyuki: el paraguas! ¿Que hiciste!? Nos mojaremos! (casi le grita)
Shizuma: shhhh! ¿Que? ¿pretendes saltar con el paraguas? ¿Acaso eres Mary Poppins? (rie)
Miyuki: (seria)....mmmm....(comienza a reir)....esta bien esta bien....
Shizuma: ... piensa que esta será nuestra última travesura aquí... (le cierra un ojo) luego recordarás esto
Miyuki sabía en el fondo de su corazón que su amiga tenía razón, no había más alternativa que saltar la reja si no querían pasar la noche a la intemperie y además, sería una travesura que quedaría grabada en sus recuerdos para siempre. Sus ojos se animaron luego de ver la cara traviesa de Shizuma y se preparó.
Miyuki: ...bien... te sigo...
Shizuma mira a todos lados para asegurarse que no haya nadie, y bajo la intensa lluvia comienza a subir la reja, Miyuki la mira nerviosa pero también con admiración por su habilidad escalando.
Miyuki: con cuidado Shizuma
Shizuma ya dio la vuelta y se deja caer del otro lado salpicando agua con lodo quedando sumamente sucia.
Miyuki: mira como quedaste! (regañandola)
Shizuma: (mirándose) no te preocupes por eso, sube pronto!
Miyuki se mentalizo animándome a sí misma a subir. Sus manos tomaron con fuerza los barrotes y se apoyó como pudo para ir escalando de la mejor manera posible, todo era un poco resbaloso pero no había nada más que hacer, sólo debía apresurarse sin hacer ruidos. Llegó hasta la cima antes de lo previsto y una sonrisa se apodero de su rostro, no podía creer su hazaña.
Miyuki: (feliz) lo conseguí!
Shizuma la miraba atenta justo en el instante que Miyuki resbala sin poder alcanzar a sostenerse de la reja.
Shizuma: Miyuki!
Miyuki cae pero Shizuma muy atenta la recibe en sus brazos. Miyuki abre los ojos y ve que está en brazos de Shizuma
Shizuma: ¿estas bien? (mirándola paciente)
Miyuki: (sonrojada)...gracias Shizuma...
Con cuidado, Shizuma la deja de pie, ambas están empapadas y sucias. No había tiempo de revisar si su amiga estaba bien, al menos a primera vista si lo estaba.
Shizuma: ven por acá 
La ex Etoile le pide que guarde silencio y que deben caminar agachadas por la siguiente ruta, Miyuki la sigue en silencio bajo la lluvia que no cede el paso.
Algunas luces del primer piso siguen encendidas, Shizuma se esconde bajo el marco de una ventana y se asoma lentamente para ver dentro, desde allí pudo ver que aún está la hermana recorriendo los salones de la residencia.
Miyuki: (hablando bajo y escondida a un lado de Shizuma) ¿todo bien?
Shizuma: espera un segundo....(la hermana apaga la última luz y se retira a su habitación)....ya...ahora.....
Shizuma le indica seguir avanzando hacia la ventana del cuarto de música, siempre escondidas y agachadas.
Miyuki: ¿porque no vamos por la puerta?
Shizuma: el cuarto de la hermana está cerca de la entrada, nos escucharía enseguida...por acá hay otra entrada...
Miyuki: por dios... ¿cómo sabes que habrá algo abierto?
Shizuma: tú solo sígueme. Aquí es...(ambas se ubican debajo de la ventana del salón de música).. esta ventana nunca tiene seguro...
Miyuki: ¿Queee? ¿Siempre entrabas por aquí?
Shizuma: shhh! ¿Quieres que nos descubran? (abriendo la ventana)...Ve, entra tu primero...
Shizuma se agacha para que Miyuki use su espalda como banquillo. Ella preocupada de no lastimarla, sube con cuidado abriendo la ventana con mucha delicadeza para no hacer ruido. Movió las cortinas viendo la habitación a oscuras y sin señales de peligro.
Shizuma: ¿ya entraste? (levantándose)
Miyuki: si (asomándose por la ventana y abriéndose más para que Shizuma entre sin problemas)
Shizuma da un brinco y agarró la ventana, de un solo movimiento entra al cuarto de música, Miyuki la ve sorprendida
Miyuki: veo que tienes bastante experiencia en esto 
En ese instante la ventana se cierra de golpe haciendo mucho ruido
Shizuma: shhhh, escóndete rápido! (le indica detrás de los sillones)
Miyuki siente su corazón muy acelerado, voltea para mirar a Shizuma que está igual de agitada. A ambas el agua les corre por el pelo y sus ropas están sumamente sucias.
De pronto se abre la puerta del cuarto de música y la luz se enciende. Miyuki se espanta y Shizuma le tapa la boca con la mano.
La hermana vistiendo su camisón entró al cuarto y se acerca a la ventana para revisar.
Hermana: ... solo fue el viento....
Dió media vuelta observando a grandes rasgos todos el salon. Miyuki no movía ni un sólo músculo y su corazón golpeaba con fuerza su pecho. Shizuma miraba por el rabillo del ojo a la hermana esperando su salida. 
Otro relámpago hizo crujir las paredes de la residencia, por lo que la hermana respiró tranquila ya que confirmó que solo había sido efecto de la naturaleza. Dió media vuelta y salió del salón.
Las amigas esperaron unos instantes escuchando sus pasos alejarse por el pasillo.
Miyuki: (suspira) uuff...estuvo cerca...
Shizuma: ¿hace cuánto no te divertías así?...
Miyuki: (sonríe)... tienes razón... ha sido divertido...
Shizuma se pone de pie y estira su mano para levantar a Miyuki
Shizuma: vamos a descansar....(sonríe)
Miyuki sonríe y toma la mano de Shizuma, un rayo ilumina la escena por unos segundos
Miyuki: gracias por este día...Shizuma...
Durante la noche no cesó la lluvia...Shizuma y Miyuki caminando por los oscuros pasillos de Ishigo Sha...igual como lo recorrían cuando eran niñas...
Modo flashback.
Ambas caminando el oscuro pasillo de Ishigo Sha durante una noche lluviosa en primer año.
Shizuma: no tengas miedo Miyuki...
Miyuki: es que los relámpagos me asustan mucho..(agarrada del brazo de Shizuma)
Shizuma: no te preocupes...cuando tengas miedo...solo abrázame ¿si? Y verás que no pasa nada (sonríe)
A Miyuki se le ilumina su tierno rostro y sigue caminando junto a Shizuma, siempre juntas.
Miyuki: ¿siempre me protegerás?
Shizuma: siempre...siempre...
Fin del capítulo

5 comentarios:

  1. que increible capitulo me encanta cuando pones los recuerdos de las dos cuando eran pequeñas me parece tan tierno voy a seguir leyendo con muchas ganas los demas capitulos

    ResponderEliminar
  2. Creo que te adoro*n* es que me encanta esto qie escribes!! Y a mi me hubiera gustado tanto que shizuma y miyuki hubieran tenido un amor 💗 no sé son mis favoritas u/// escribes realmente genial,esta todo muy bien escrito solo falta que sea anime y jodeer,sería perfección *-*

    ResponderEliminar
  3. Que hermoso ...... Sólo río con las locuras de shizuma .. Tan bno una amiga como shizuma

    ResponderEliminar
  4. jajajaja esa Shizuma si que sabe divertirse!!!! gracias me encantó el capitulo!!!!

    ResponderEliminar