29 de febrero de 2012

Capitulo 3 "Época de Fiesta"

Esta fría mañana de sábado ya despierta a algunas chicas en la colina de Astraea.
Se escucha el trote de algunos grupos de Spica que temprano salen a ejercitarse por los senderos colina abajo.
Dentro de la residencia, poco a poco se visualiza movimiento en las habitaciones ya que muchas prefieren descansar un poco más, luego de una agobiante semana de exámenes.
Como es costumbre, la presidenta de Miatre ya se ha levantado y se alistaba a hacer sus quehaceres de fin de semana, pero sorpresivamente se encuentra con su amiga frente a frente al salir de su habitación.

Miyuki: (saliendo de su dormitorio) ¿Shizuma? ¿que haces tan temprano?

Shizuma: Buenos días Miyuki, saldré hoy, ire a la ciudad

Miyuki: ¿iras con Nagisa?

Shizuma: no, no le he dicho que saldré, quiero hacerlo discretamente

Miyuki: ¿que planeas?

Shizuma: quiero ir por su regalo de Navidad y ademas recibí un mensaje de mi abuela y dice que quiere verme (pone cara de preocupación)

Miyuki: ¿tu abuela dices!? (se preocupa) ¿todo esta bien!? Hace mucho que no hemos sabido de ella

Shizuma: No lo sé la verdad, por eso quiero ir y verla en persona

Miyuki: pero Shizuma, tu herida aún no se ha recuperado, no debes forzar tu brazo cargando nada, debes cuidarte

Shizuma: no te preocupes, esta bien vendada, no me pasará nada. Quisiera pedirte un favor
Miyuki: ¿que necesitas?
Shizuma: No quiero que Nagisa se preocupe al saber que he salido. Si la ves, dile por favor que regresaré temprano, ¿si?
Miyuki: si claro que sí. Envíale mis saludos a tu abuela y espero que todo este bien
Shizuma: Gracias, te veré más tarde
Miyuki se quedó viendo como su amiga salía de la residencia vistiendo sus tenidas casuales. Era poco común verla ir sola a la ciudad por lo que inevitablemente, ha quedado un poco inquieta.
Su amistad de tantos años, las ha llevado a conocer de cerca las historias familiares de ambas y a apoyarse de tal manera, que las dos habían encontrado refugio en la colina.
En el segundo piso, Nagisa apenas abría sus ojos despertando y se estiraba con energía al notar la habitación iluminada.
Nagisa: buenos dias Tamao chan!

Tamao:(en pijama escribiendo en su escritorio) buenos dias Nagisa chan!

Nagisa: ¿que haces?

Tamao: ya esta! acabo de terminar de escribir un breve discurso para la fiesta de esta noche.

Nagisa: SIIIIIIIIIIIIIII! hoy es fiesta! navidad navidad! (cantando con emoción)

Tamao: si, ¿ya tienes tu regalo para Shizuma sama?

Nagisa: (pone cara de preocupación y se sonroja)...mmm...sí...pero.

Tamao: ¿es lo que estabas preparando desde hace casi dos semanas?

Nagisa: (sonrojada) si...pero...no sé si este bien. No soy muy talentosa

Tamao: claro que sí, estoy segura que le encantara, lo hiciste con tus manos.

Nagisa: sí,pero...no soy buena para eso.

Tamao:(levantándose de su silla) dejame verlo
Nagisa se levanta a toda velocidad corriendo hacia un cajón de su closet. Se pone delante para evitar que Tamao lo abra.

Nagisa:(sonrojada) noooooo...te reirás de mi.

Tamao: claro que no! muestralo!

Nagisa: ...esta bien...pero no te burles ¿si? (sacando un paquete de su cajón y se lo entrega a Tamao)

Tamao: muy bien...vamos a ver...(abriendo la bolsa)

Nagisa:...(la mira ansiosa y sonrojada) ...¿¿¿y bien??

Tamao se queda viendo su contenido y guarda silencio...mucho silencio

Nagisa: aaaaaH! Tamao chan, dime algo! Sé que esta horrible! (se pone muy triste y deja caer sus hombros)

Tamao: (mirando el contenido aún)...creo...

Saca de la bolsa cuidadosamente un sweater tejido con cuadros de diferentes colores con una manga visiblemente más larga que la otra

Tamao: se puede arreglar (sonriendo)

Nagisa: lo sabía...no sirvo para nada
La pelirroja camina de regreso a su cama con los hombros caídos y una notoria decepción así misma. Tamao la sigue con la mirada intentando animarla.

Tamao: no digas eso! todo esto lo hiciste tú sola en poco tiempo y además te picaste varios dedos cociéndolo ¿no? (mirándole las manos)

Nagisa:(sonrojada) ...si...pero esta muy mal hecho...mejor iré a comprarle algo mucho mejor al centro de la ciudad, creo que aún tengo algo de tiempo

Tamao: no!, esto le encantará (abraza el sweater) ahhh...(suspira)...quisiera que fuera mío.

Nagisa: ¿ah?

Tamao: no, digo, esta muy bonito y estoy segura que a Shizuma le gustará. No te preocupes por estos detalles, te ayudaré a arreglarlo. ¿Te parece?

Nagisa: ¿en serio Tamao chan?! aaah tu si sabes hacer todo!

Tamao: no, no se hacer todo! le pediré una mano a Chikaru...(mirando el sweater)

Nagisa: (poniendo cara suspicaz) ¿Chikaru San?...mmmm.

Tamao: ¿que pasa Nagisa chan? ¿porqué me ves así?

Nagisa: (sonríe un poco traviesa) por nada!

Tamao: bueno, me vestiré rápido para ir con Chikaru, estoy segura que nos podrá ayudar con tu regalo

Nagisa: (con las manos en la cintura se pone a pensar)..Tamao chan y Chikaru San?...últimamente creo que se ven mucho...¿o me lo estoy imaginando?

Tamao: iré a ducharme Nagisa chan...¿no quieres venir?

Nagisa: (sonrojada) no te preocupes, espero a que salgas.

En otro lugar, el tren del pueblo camina presuroso en dirección a la ciudad. Sus vagones lucen un poco vacíos y sentada junto a una de las ventanas, va una pensativa Shizuma, observando el paisaje invernal en el exterior.

Shizuma: (pensando)...espero que no sea eso...por favor no.

Shizuma saca un celular de su bolso, teléfono que no puede usar dentro de Astraea. Sus pensamientos van de un lado a otro y luego de un largo instante, enciende el aparato. Busca dentro de la agenda un número en especial y después de meditar unos instantes, lo marca

Shizuma:...Buenos dias...habla Shizuma. Si...Nana Kyoko, mucho tiempo sin saludarte ¿Podrías decirle a mi abuela que voy camino a casa?, llego en una hora...esta bien. Muchas gracias...te veré allá. Adiós.

Al cortar la llamada no puede evitar sentirse un poco preocupada, hace mucho tiempo que no visita a su abuela y le preocupa su estado de salud. Cierto sentimiento de culpabilidad brota en sus ojos al pensar que ha estado muy ausente.

Mientras, en la residencia, Yaya ha llegado hasta la puerta de  Nagisa y Tamao.

Toc toc!

Nagisa: ahi voy! debe ser Shizuma!

Nagisa abre tan rápido la puerta con la seguridad de que se trataría de Shizuma, dando un brinco para colgarse en su cuello
Nagisa: buenos días mi Shizuma!

Yaya: (mirándola con sorpresa) Nagisa...chan...

Nagisa: (levanta rápido la mirada) YAYA CHAN!  perdón! (sonrojada se aparta de ella en un instante)

Yaya: jaja! no te preocupes, soy feliz de que las chicas me reciban con ese entusiasmo

Nagisa: (sonrojada) que vergüenza Yaya chan... pensé que eras Shizuma. Por cierto, ella ya debería haber venido.

Nagisa invita a pasar a Yaya a la habitación mientras Tamao ya terminaba de peinarse frente a su espejo

Tamao: buenos días Yaya chan

Yaya: buenos dias Tamao san

Nagisa: ¿porque nos visitas tan temprano Yaya chan?, ¿sucedió algo?

Yaya: Venía a invitarlas. Vamos a decorar el salón principal para la fiesta de esta noche, ya casi esta listo todo, pero aún faltan detalles.

Nagisa: siiiiiiiii, yo quiero ir! pero...(mirando el sweater)...tengo cosas que hacer.(poniéndose triste)

Tamao: no te preocupes Nagisa chan, ya te dije que lo resolveré junto a Chikaru

Nagisa: pero no puedo dejar que hagan todo, te acompañare Tamao chan

Tamao: esta bien, si eso prefieres

Nagisa: lo siento Yaya chan, no podremos ir. Tenemos que arreglar algo antes

Yaya: esta bien, no hay problema, pero espero poder verlas más tarde, ¿hecho?

Nagisa: claro que si!

Yaya: nos vemos chicas!

Tamao: hasta luego Yaya chan (cierra la puerta)

Nagisa: Ya debo alistarme para reparar mi horrendo regalo

Tamao: no digas eso. Solo se ajusta y ya, es un muy buen regalo que cualquiera quisiera recibir

Nagisa: (mirándola triste) ¿de verdad no esta horrible? ¿no crees que deba ir a comprar algo mejor?

Tamao: no Nagisa chan, insisto, algo que tu hiciste con tus propias manos es mas valorable que un regalo comprado

Nagisa: mmmm...creo que tienes razón...entonces lo arreglaremos lo mejor posible

Tamao: así es, esa actitud esta mucho mejor

Nagisa: bien! me vestiré rápido para que vayamos! 

Tamao no puede evitar quedarse observando a la pelirroja que ya se metía al baño para prepararse. Respira profundo muy pensativa

Tamao:(pensando)...como quisiera que hicieras algo así para mi...

...

En el salón principal hay un gran alboroto con la decoración, ahí se encuentran las 3 presidentas del consejo y las Etoile, organizando a las chicas que están ayudando felices por la celebración navideña de esa noche.
Tomori ha dado algunas indicaciones a unas cuantas chicas de Spica y luego se acerca hacia Miyuki, quien escribía algo afanosamente en una libreta.

Tomori: Bien...esta será nuestra última cena navideña en Astraea...(triste)

Miyuki: Así es, pero creo que por eso tiene que ser la mejor fiesta en este lugar! para que nos recuerden lo mejor posible, ¿no lo crees así? ¿Tomori?

Tomori: (se voltea a verla y se anima) Sabes bien que en pocas ocasiones te encuentro inmediatamente la razón, y hoy es una de esas veces 

Chikaru:(indicándoles con un altavoz a Kagome y a las demás que se encuentran colgando adornos) ahí no chicas! se ve torcido! muevan esa estrella!

Las Etoile caminan por todo el salón mirando con una sonrisa en el rostro, como todas se esmeran en la preparación del evento navideño.
Amane: que ánimo tienen las chicas!

Hikari: (poniendo flores sobre una mesa) siii!, todas se ven tan felices

Amane: pero yo soy mas feliz...(mirando a Hikari)

Hikari: ¿porque lo dices? (mirando las flores)

Amane: por poder tenerte a mi lado y hacer todo esto juntas (la abraza por atrás)

Hikari: (sonrojándose) aah Amane...me haces muy feliz también (dejándose abrazar)

En ese momento entran al salón Tamao y Nagisa, quien intenta llevar la bolsa con discreción, miran y buscan alrededor hasta dar con el paradero de la presidenta de LeRim 

Tamao: allá esta Chikaru! (señalando)

Chikaru: hola Tamao chan! bienvenidas

Nagisa: buenos dias Chikaru san!

Chikaru: buenos dias Nagisa chan (Nagisa voltea a todos lados y no ve a Shizuma por ninguna parte, ve a Miyuki y piensa en ir a hablarle)

Tamao: Chikaru, queríamos solicitar de tu ayuda

Chikaru: claro, ¿en que puedo ayudarlas?

Nagisa: (sonrojada) queremos tu ayuda para arreglar un regalo

Chikaru: ¿un regalo? ah, muy bien! ¿lo puedo ver?

Nagisa:(sonrojada) no, aquí no!

Chikaru: aah, ¿es sorpresa?, muy bien, vayamos a otro lugar para poder hablar con más traquilidad

Nagisa: Sí, pero ¿me pueden esperar un segundo?, iré con Miyuki y regreso enseguida

Tamao: esta bien

Nagisa recorre todo el salón saludando a varias chicas a su paso, su cara se ilumina al ver los decorados brillantes y coloridos. 

Nagisa: buenos días Miyuki

Miyuki: (volteando) buenos días Nagisa chan!, ¿como estas?

Nagisa: muy bien gracias. ¿Has visto a Shizuma por algún lado? He estado esperándola pero no la he visto 

Miyuki: la vi esta mañana, me pidió que te avisara que salió a la ciudad.

Nagisa: ¿¡queee?! ¿paso algo malo?

Miyuki: La verdad no lo sé. Me dijo ha ido a visitar a su abuela, pero que no te preocuparas, que regresaría temprano

Nagisa: Vaya ¿que le habrá pasado a su abuela?

Miyuki: espero que no sea nada malo. Quédate tranquila, regresará pronto. No se perdería la cena navideña, siempre esta aquí a esa hora.

Nagisa: gracias Miyuki.

Miyuki: ¿no te quedaras a decorar?

Nagisa: Perdón, no puedo. Tengo que hacer algo antes (sonrojándose), pero cuando me desocupe vendré rápido para ayudar

Miyuki: bien, te esperaremos

Nagisa camina apurada para salir del salón e ir donde sus amigas para reparar el sweater, pero su cabeza comenzó a procesar un monólogo silencioso a cada paso

Nagisa: (pensando) ahora que lo pienso, Shizuma jamás me ha hablado de su familia, prácticamente no sé nada de ellos, mucho menos de su abuela...¿que habrá pasado?Ella casi no sale de la colina a no ser que sea algo de suma importancia, espero se encuentre bien y que regrese pronto

Nagisa entra con cara de preocupación al salón donde se encuentra Tamao y Chikaru, ellas voltean a verla

Tamao: ¿que pasa Nagisa chan? te veo preocupada

Nagisa: no, no es nada

Chikaru: bien Nagisa chan, aquí tenemos la máquina de cocer y podremos arreglar muy rápido tu regalo. Tamao me adelantó un poco la historia, así que ya se como podría ayudar

Nagisa: (alegrándose) aah que feliz me siento! muchas gracias Chikaru san

Chikaru: para eso somos las amigas. Enséñame el sweater
Con el rostro un poco encendido y tímidamente, Nagisa lo saca de su bolsa y lo coloca sobre la mesa. Chikaru sin emitir ningún juicio, lo observó, acomodó las mangas y luego de un rato, tomó medidas ante la atenta mirada de la pelirroja. Tamao la miraba con confianza sabiendo que estaban en buenas manos.
Chikaru: bien! Es un muy lindo sweater, quedará de maravillas con unos cuantos cambios
Nagisa: (emocionada) ¿De verdad!?
Tamao: ¿ya ves Nagisa chan?
Chikaru: Quédate tranquila Nagisa chan, todo tiene arreglo en la vida
Nagisa: (juntando sus manos) Muchas gracias!

.
Lejos de la colina, en el centro de la ciudad, camina Shizuma por la calle acomodándose los botones de su abrigo ya que el frío aire se cuela por la ropa erizando la piel. 
Camina un par de cuadras pensativa y observando algunas tiendas a su alrededor.

Shizuma: (pensando)que mal...pensaba hacerle un regalo con mis manos a Nagisa, pero no tuve tiempo de nada y para colmo me lastimé la mano.
Bueno, será mejor que vaya rápido donde mi abuela y tal vez encuentre algo especial en mi cuarto para llevarle a Nagisa.

La ex Etoile se detiene en un cruce para hacer parar un taxi.

El vehículo se alejaba del centro para meterse de lleno en unas calles con bellas casas a su alrededor, rodeadas de grandes y frondosos árboles. 
Recorrió unas cuadras más y dobló hasta llegar a una gran residencia de lujo y allí se detuvo.

Al bajarse, saca de su bolso un manojo de llaves para abrir la enorme reja ante ella, donde habían dos letras forjadas en acero en cada uno de los portones, HZ se leía claramente.
Caminó por el largo jardín observando que el pasto ya se había cubierto de una fina capa de nieve que había caído durante la mañana. Sus ojos recorrían el lugar que de alguna manera, la hacía suspirar profundamente, trayéndole a su mente un sinfín de gratos recuerdos de infancia.
Llegó hasta la puerta principal y tocó el grueso ensamble metálico para anunciar su presencia allí. Luego de unos instantes, por los vitrales de la puerta se vio una silueta moverse hacia la puerta. Una mujer de avanzada edad aparecía con un mantel en sus manos.
Shizuma: nana Kyoko! (se alegra de verla)
La mujer analiza a la joven sin reconocerla en una primera instancia
Nana: ooo Dios! pero si es la señorita Shizuma! que alegría de verla!(haciéndole una reverencia)
Shizuma da un paso adentro y con una enorme sonrisa, la sorprende dandole un apretado y cálido abrazo. 

Shizuma: han pasado muchos años Nana

Nana: (sorprendida por el abrazo) así es señorita, muchos años! Ha crecido mucho
Shizuma: si nana, ya estoy por graduarme
Nana: así he escuchado
Shizuma: (entrando al salón principal) vaya! si han re decorado muy bien...mi abuela y su buen gusto como siempre (dando una vista panorámica al salón)
Nana: si, así es. La señora Hanazono la espera en su cuarto.
Shizuma: gracias nana, iré a verla enseguida
La ex Etoile sube una gran escalera mirando todo a su alrededor. Hay fotos, cuadros y figuras y objetos de diferentes países decorando todo el lugar. 
Debe recorrer un gran pasillo, sus ojos se iluminan viendo aquellas imágenes en la pared sintiendo que su pecho se regocijaba con emoción al visitar el lugar donde creció y vivió sus primeros años.
Al llegar al final del pasillo, se detiene frente a la puerta

Shizuma: Abuela, soy yo, Shizuma
Adelante (escucha desde el interior)

Shizuma entra en la amplia habitación, bañada con buena iluminación proveniente de los grandes ventanales. 
Sus ojos se fueron directos hacia la gran y elegante cama, donde estaba recostada su abuela. Una mujer que a pesar de sus años, luce una gran belleza. Su cabello es totalmente blanco y su cara delgada, pero de un perfil de mucha elegancia. Recibe a Shizuma con una gran sonrisa y los brazos abiertos.

Señora Hanazono: no puedo creerlo! como has crecido! ven mi Shizuma! ven para abrazarte!

Shizuma se sienta al lado de su abuela y esta la abraza cariñosamente

Shizuma: vine en cuanto recibí tu mensaje...¿estas bien abuela? 

Sra Hanazono: ah luego hablamos de los males de la vida! primero cuéntame tu! Estas muy hermosa, convertida en toda una mujer!

Shizuma: gracias abuela. Han pasado muchos años y lamento no haber venido antes

Sra Hanazono: cuando te vi la última vez eras solo una niña...(suspira) tengo tantas cosas que contarte.

Shizuma: para eso estoy aquí abuela.

Sra Hanazono: no has hablado con tus padres ¿verdad?

Shizuma: no, no tengo necesidad de hablarles

Sra Hanazono: lo se mi niña. Así que te convertiste en Etoile! no sabes lo orgullosa que estaba cuando recibí esa noticia

Shizuma: si, pero ya se acabó mi periodo como Etoile, hace muy poco deje el cargo oficialmente.
Sra Hanazono: eso es porque ya estas próxima a graduarte
Shizuma: sí, así es, ya había que elegir a las nuevas Etoile
Sra Hanazono: y ¿de que escuela son ahora?
Shizuma: Spica
Sra Hanazono: Spica, la querida Spica (sonríe traviesa)
Shizuma: si abuela, conoces bien esa escuela
Sra Hanazono: claro, las rivales históricas de nuestra amada Miatre, como no conocerlas

Ambas siguen conversando gustosamente entre risas traviesas, hay mucho que rememorar y comentar.

Mientras en la colina, Nagisa  en la sala de costuras, sigue de cerca el trabajo de Chikaru
Chikaru: muy bien, esta manga ya esta lista, mira Nagisa chan

Nagisa:(le brillan los ojos) aah! quedo muy bien!

Tamao: ves Nagisa chan, no había necesidad de preocuparse tanto

Nagisa: lo sé Tamao chan. De hecho Chikaru, ¿no has pensado en ser Diseñadora de modas cuando te gradúes de Astraea?

Chikaru: si, (sonriendole) tengo muchas ideas que quiero hacer cuando me gradué. Pero mientras,quiero disfrutar al máximo el tiempo que me queda aquí.

Nagisa: tienes razón (se pone triste pensando que Shizuma ya le queda poco tiempo en la escuela)

Tamao: por cierto, ya tienes pensado con quien bailaras esta noche ¿Chikaru?

Nagisa: (sorprendiéndose) eeeh! ¿es con baile?

Tamao: si, la tradición es que las Etoile comiencen con el primer baile navideño y ya luego cada quien con su pareja. Muchos noviazgos nacen en noches como esta (cerrando los ojos y suspirando)

Chikaru: así es Tamao chan, es una noche especial.

Nagisa: ya veo.

Chikaru: aún no tengo con quien bailar, pero si no te molesta me gustaría bailar contigo Tamao chan

Tamao: (Sonrojándose completamente) eeh! ¿¡yo!?

Nagisa: (sorprendiéndose) ¿eeeeeeeeeeh?

Tamao: yo..pues...no tengo con quien...pero si..esta bien. Bailaré contigo Chikaru

Nagisa: ¿eeeeeeeeeeeeeeeeeeh!?(cara de doblemente sorprendida)

Chikaru: muy bien, espero que estés preparada! me gusta bailar mucho (sonriendo)

Tamao: claro que si! (entusiasmada)

Nagisa: eeeeehh! (pensando) ¿que esta pasando aquí?

Tamao: que ocurre Nagisa chan, ¿porque esa cara?

Nagisa: no, no pasa nada 

La pelirroja se detiene a observarlas a ambas con profundo análisis, notando su discreta felicidad que brotaba de los ojos de sus amigas. No quiso pensar en nada más pero su instinto le dijo algo más
Nagisa: (pensando) ahora que lo pienso, no hacen mala pareja! juntas lucen muy alegres

Los minutos siguieron pasando largos y tendidos entre gratas conversaciones y risas.
Chikaru había terminado su trabajo y el sweater ha quedado listo. 

Nagisa sale feliz con su bolsa de la sala

Nagisa: ha quedado hermoso! (abrazando la bolsa)

Chikaru: bien chicas, ahora las tendré que dejar un momento, debo ir junto a mi consejo. Las veré mas tarde ¿si?

Tamao: si Chikaru, muchas gracias por tu ayuda

Nagisa: muchísimas gracias Chikaru san! eres la mejor!

Chikaru: de nada Nagisa chan, cuando necesiten ayuda solo díganmelo
Nagisa: Gracias!
La pelirroja divisa por el pasillo a lo lejos a Miyuki

Nagisa: Tamao chan, iré con Miyuki un momento, ¿me esperas?

Tamao: si, estaré con Yaya chan terminando de decorar 
Nagisa: bien, ya regreso!

Miyuki nota que Nagisa camina hacia ella con su rostro un poco afligido y preocupado 

Miyuki: ¿que ocurre Nagisa chan?

Nagisa: ¿Aún no regresa Shizuma?

Miyuki: no, aún no , pero quédate tranquila, sé que regresara pronto

Nagisa: Miyuki...¿tu conoces a la familia de Shizuma verdad? ¿sabes de ellos?

Miyuki: Un poco, ¿porqué lo preguntas?

Nagisa: Ella jamás me habla de ellos y la verdad no sé nada...¿pasa algo malo con ellos?

Miyuki respira profundamente mirando a ambos lados

Miyuki: Eso es un tema largo...(se pone pensativa)

Nagisa: no sé si preguntarle, quizás sea un tema que le moleste o la ponga incómoda y no sé como tratarlo. No quisiera que se enojara por algo que quizás no deba preguntar

Miyuki: no se molestara contigo. Creo que sería bueno ir a la cafetería para contarte algunas cosas, ven vamos 
Ambas caminan por el pasillo alejándose mientras Nagisa camina con la cabeza llena de dudas respecto a la vida familiar de Shizuma, todo pareciera estar rodeado de un aura misteriosa de la cual sólo Miyuki parece tener información valiosa. 

La cafetería estaba prácticamente vacía a esta hora del día, por lo que se sentaron junto a la ventana con dos tazas de chocolate caliente.

Miyuki: verás...hay cosas de la vida familiar que Shizuma evitará contar ya que son dolorosas para ella. Quizás con el tiempo las heridas puedan ir cerrando y la madurez la lleven a abrirse ante estos temas 

Nagisa: ¿Pero como puedo ayudarla? tampoco quiero molestarla con preguntas que la puedan incomodar o que piense que quiero entrometerme en su vida

Miyuki: si te entiendo, pero tu ya eres parte de su vida, por lo que esta bien que sepas algunos detalles. Pues veras (Nagisa pone mucha atención a las palabras de Miyuki) ella fue ahora con su abuela materna, ella fue quien crió a Shizuma desde pequeña, prácticamente es como su madre.

Nagisa: ah ya entiendo, por eso salio muy preocupada ¿no? pero sus padres ¿donde están?

Miyuki: sus padres son empresarios, tienen grandes negocios por todo el país. Pero Shizuma creció alejada de ellos. Shizuma no quiere saber nada y no tiene contacto en absoluto con sus padres

Nagisa: (pone cara de preocupación) pero ¿porque?

Miyuki: la madre de Shizuma, cuando quedo embarazada de ella, era una joven muy exitosa en el mundo de los negocios, su vida eran las empresas e inversiones, no existía ningún otro plan en su mente

Nagisa: vaya si sabes toda la historia de mi Shizuma!

Miyuki: Sí, pero...fue una instancia muy triste cuando me lo contó

Nagisa: ¿cuando te contó esto?

Miyuki: en segundo año...Shizuma vio como las mamás de las alumnas que estaban por graduarse, llegaban a la colina en sus automóviles. Ella se puso tan triste, que se encerró en el baño de nuestro cuarto por muchas horas, estuvo allí hasta que pude convencerla de que me dejara entrar.

Nagisa esta concentrada escuchando el relato de Miyuki y no ha notado que sus ojos brillan con algunas lágrimas.

Miyuki: Ella nunca contaba nada de su vida a nadie y aquella vez, creo que de alguna manera, explotó enfrente de mí. Quiso sacar sus malos recuerdos de su memoria y me contó todo de una vez...lloró toda la noche

El chocolate caliente de Nagisa comenzaba a enfriarse en su taza delante de ella, pero la emoción al enterarse de estas cosas, podía más. Miyuki a ratos bebía pero de alguna manera, los recuerdos de su amiga también le causaban tristeza.

Miyuki: Esa noche me enteré de algunas cosas que le provocaban mucho dolor en su pasado

Nagisa: ¿que pasó con su mamá?

Miyuki: Su madre quedó embarazada de Shizuma en medio de sus planes personales. La llegaba de la bebé de cierta manera, arruinaba su proyección personal...la abuela tomo la tuición de la niña apenas nació

Nagisa: ¿que?! ¿no quería tener a mi Shizuma!?

Miyuki: así es, el padre de Shizuma insistió en pedirle matrimonio a su madre para mantener las apariencias frente a la sociedad, se casaron después de algunos años. 

Nagisa traga amargamente su chocolate ya un poco frío

Miyuki: ¿quieres que continué?

Nagisa: si por favor

Miyuki: Shizuma nació en un ambiente muy conflictivo. Su madre jamás le dio importancia a ella dándole prioridad a sus negocios siempre. Por fortuna, la abuela tomó riendas en el asunto y exigió hacerse cargo de la niña. Al parecer fue un lío bastante caótico que involucró abogados y tribunales.
Los padres de Shizuma se casaron cuando ella tenía tres años y querían a la niña de regreso en casa, pero su abuela no lo permitió
Nagisa: ¿¿como es posible que la trataran así!?? Como si fuera un objeto! 
Miyuki: La madre quería a su primogénita de regreso en casa por un tema de herencias y continuidad en su legado, pero la abuela la protegió a toda costa. Han pasado muchos años y sus padres no se han molestado en volver a buscarla
Nagisa: no puedo creerlo! cuanto a sufrido mi Shizuma (muy triste)
Miyuki: así fue como Shizuma creció en casa de su abuela (toma de su chocolate caliente dándose una pausa) Después de unos años, ella comenzó a ponerse muy enferma y ya no podía hacerse cargo de Shizuma, por lo que decidió enviarla aquí a Miatre, de donde ella también se graduó.
Nagisa: (suspirando)...ya veo...pero ¿porque no iba a verla en las vacaciones?

Miyuki: en un par de ocasiones acompañe a Shizuma a ver a su abuela, ella no pasaba mucho tiempo aquí en el país ya que tiene empresas en Francia por lo que viajaba constantemente. Esa es la razón por la que Shizuma es muy buena en francés

Nagisa: Ya entiendo porque es la mejor (sonríe)

Miyuki: Es en casa de la abuela donde esta ahora. Espero que todo este bien.

Nagisa: me gustaría conocerla

Miyuki: si, es una señora adorable. Te sorprendería el parecido físico que ambas tienen, es como ver madre e hija

Nagisa: ya quiero conocerla! (junta sus manos emocionada)

Miyuki: bueno, si me atreví a contarte esto es porque eres NA- GI-SA! y porque eres sumamente importante para Shizuma

Nagisa: te lo agradezco mucho Miyuki (mirando triste por la ventana) solo espero que regrese a tiempo

Miyuki: Lo hará. A Shizuma le encantan la cena navideña aquí en la colina. Desde que estábamos en los primeros años, era la primera que estaba sentada en el salón esperando la celebración
Nagisa: Me encantaría poder ver alguna imagen de ustedes en aquellos años


Lejos de ahí, Shizuma continua en compañía de su abuela, quien no suelta su mano

Sra Hanazono: cuéntame ¿como esta mi adorada Miyuki?

Shizuma: muy bien, pero no con muchas ganas de graduarse

Sra Hanazono: supe que su familia le había arreglado un matrimonio para ella ¿es cierto eso?

Shizuma: así es, justamente por eso no quiere graduarse. No es algo que quiera hacer

Sra Hanazono: Casarse a la fuerza sin siquiera conocer al marido no es buena idea. Es de tiempos pasados, ustedes tienen una vida maravillosa por delante, ¿como va a arruinarla así?

Shizuma: si es lo que pienso. Quisiera ayudarla pero no sé como. Siento que cuando nos graduemos, ya no la podré ver tan seguido y tu sabes que ella es mi única amiga

Sra Hanazono: si es una muy buena chica, no sé porque no te quedaste con ella. Siempre las vi tan bien juntas

Shizuma: abuela! Sabes que adoro a Miyuki pero ya tengo novia y es con ella con quien me quedare

Sra Hanazono:(sonríe) solo bromeo mi niña. ¿Como se llama la afortunada?

Shizuma: Aoi Nagisa, es una chica hermosa

Sra Hanazono: que lindo nombre. Debe serlo, por como te brillan los ojos cuando la nombras

Shizuma: si, he vuelto a sentirme feliz a su lado

Sra Hanazono: que gusto me da oír eso. Quisiera conocerla cuanto antes, ya sabes que soy una mujer vieja y en cualquier momento desaparezco

Shizuma: no digas eso abuela, tú estas muy bien. Y claro, vendremos a visitarte un fin de semana

Sra Hanazono: y Nagisa ¿se gradúa también en marzo?

Shizuma: no, ella esta en cuarto año

Sra Hanazono: ah ya veo. ¿Y que piensas hacer cuando te gradúes?

Shizuma: (mirando seriamente a su abuela) me temo que estoy aquí para oír lo que tu quieres que yo haga

Sra Hanazono: no Shizuma, siempre te he dado libertad para que tengas tu propia opinión y decisión. Sé que quieres entrar a la universidad y seguir estudiando y te apoyaré totalmente. Pero también sabes que eres mi única heredera oficial, solamente a ti y a nadie más les dejaré nada.

Shizuma: pero abuela!

Sra Hanazono: no se hable más, para eso te pedí que vinieras

Shizuma: pero abuela, esos temas de herencias causarán muchos problemas, sobre todo con mis padres

Sra Hanazono: ellos ya tienen todo lo que necesitan, no se merecen nada de mi parte. Dejaron de ser mi familia cuando se olvidaron de tí. Ahora eres tú mi familia y nadie más que tú, mi hija y mi heredera

Shizuma: abuela, es mucha responsabilidad

Sra Hanazono: lo se mi niña, y es por eso que te dejaré en vida con todo el equipo preparado para eso. Porque sé muy bien que una vez que yo no este en este mundo, aparecerán todos los que quieran una tajada del pastel, pero no lo permitiré.

La abuela presiona un botón en la mesita junto a su cama y esperan unos momentos.
Llega a la habitación una joven mujer ejecutiva de lentes, sumamente atractiva y llevando consigo los que parecen ser un montón de papeles y documentos. Shizuma voltea a verla sin tener idea de quien es.

Sra Hanazono: Shizuma, ella es mi abogada personal y es de toda mi confianza. Ella será tu asesora en todo lo que tengas que hacer

Shizuma: pero abuela...esto es demasiado...¿como podré yo sola con todo esto?

Sra Hanazono: tu serás la dueña absoluta de todo. Podrás hacer tu vida como te plazca, viajes, estudios, lo que sea. Sólo deseo que seas tú la dueña de todo lo que he construido y nadie más.

Shizuma: abuela, de verdad me sorprendes

Sra Hanazono: por esto te mande a llamar. Soy una mujer vieja y no sé cuanto tiempo más vaya a vivir, por lo que en vida te dejaré todo.

La abuela hace un gesto a su abogada y esta saca una carpeta con documentos y se los acerca

Sra Hanazono: Lo único que te pediría hija mía, seria que una vez que yo no este y tu seas la dueña de esta casa, dejes a la nana Kyoko aquí. Ella ha trabajado toda su vida a mi lado y no tiene donde ir, esta es su casa también

Shizuma: claro que si abuela, ella es parte de la familia, jamás le diría que se fuera

Sra Hanazono: mira mi niña, aquí están unos documentos que quisiera que los firmaras. (la abuela comienza a toser de manera muy fuerte, Shizuma le acerca un vaso con agua)

Shizuma: abuela! ¿te sientes bien? (la mira preocupada)

Sra Hanazono: si, no te preocupes, últimamente he tenido algo de gripe. Mira (mostrándole los documentos), estos papeles son los que te hacen la dueña absoluta de todo, redacté y revisé personalmente todo, sé que podrás darle un buen uso
Shizuma: claro abuela, tu has construido todo esto con tu esfuerzo, jamas podría malgastarlo.
Sra Hanazono: bien, entonces pon tu firma en los documentos hija mía

La abogada se acerca donde ella mirándola discretamente. Le acerca una pequeña mesita donde acomoda una larga lista de papeles. Shizuma les da un vistazo y lectura rápida, acostumbrada a revisar tantos documentos en su labor como Etoile. 
Luego de unos instantes, comienza a firmar uno por uno mientras la abuela la observa con ojos emocionados

Sra Hanazono: muy bien! no sabes lo feliz que me haces mi niña

Shizuma: gracias por todo abuela. No sé como podría compensar todo lo que has hecho por mí

Sra Hanazono: (sonríe feliz) bien bien! la mejor manera, es ir a brindar conmigo! ya es hora de comer y le pedí a la nana que preparara una comida especial por tu llegada. Ayúdame a levantarme hija

Shizuma: pero ¿donde quieres ir?

Sra Hanazono: comeremos en el salón claro, tenemos que celebrar 
Shizuma le acerca una elegante bata y la envuelve en ella, toma su bastón y apoyada en el brazo de su nieta, camina a paso lento. La abogada las sigue de cerca en silencio, no ha pronunciado ninguna sola palabra.

Bajando la escalera, un delicioso aroma ya comenzaba a inundar la sala principal.

Sra Hanazono: mmm...huele muy rico, nana. Tenemos mucha hambre ¿no?

Shizuma:  Ya estaba ansiosa de volver a probar algo cocinado por la nana

Sra Hanazono: pero las comidas en Astraea son muy ricas, recuerdo muy bien su sazón, me gustaban mucho sus almuerzos y los pasteles de la cafetería. Espero que sigan teniendo buena mano esas cocineras

Shizuma: si aún son muy sabrosos

La nana Kyoko no se tardó mucho en llegar a la sala empujando un carrito con la comida. La abogada se ha dirigido a una sala aparte para guardar la documentación

Sra Hanazono: mira, encargue el mejor vino francés para esta cena

Shizuma: pero abuela, soy menor de edad aún

Sra Hanazono: no te preocupes hija, quiero que brindes conmigo. Aquí no hay ninguna hermana que pueda venir a juzgarte ni a castigarte, yo te doy todos los permisos

Shizuma: la abriré entonces

Sra Hanazono: Este es un gran momento, hace muchos años que no cenaba aquí ¿sabias? siempre de viaje comiendo en hoteles y restaurantes. Extrañaba tanto comer en este salón contigo

Shizuma: si recuerdo cuanto viajabas

Sra Hanazono: si y lamento no haber estado cuando creciste.

Shizuma: aquí tienes tu copa

Sra Hanazono: bien, brindemos por ti, porque te has convertido en mi máximo orgullo, porque tendrás un futuro prospero y siempre estaré ahí a tu lado (ambas brindan emocionadas)


Lejos, en la colina de Astraea, el taller de cocina esta lleno de chicas preparando la cena de esa noche.

Nagisa: (triste)...huele muy bien la comida

Tamao: si, esos pavos se ven deliciosos! comeremos muy rico esta noche

Nagisa: ¿que hora es Tamao chan?

Tamao: ya van a ser las 4pm

Nagisa: ¿queee!? aún no regresa Shizuma, espero no se le haga tarde.

Tamao: ya veras que si llegará pronto

Nagisa: ¿a que hora empieza la cena?

Tamao: después del toque de queda, a las 7 comenzara y a las 9 es el baile 

Nagisa suspira preocupada mirando el reloj colgado en la pared.

En casa de la abuela, Shizuma ya se prepara para regresar.

Shizuma: bien abuela, ya es hora de irme, pero antes quiero sacar unas cosas de mi cuarto

Sra Hanazono: claro que si, tu cuarto lo mantenemos igual como lo dejaste 

Shizuma recorre el pasillo hasta llegar a su cuarto, lugar que no visitaba en mucho tiempo. Cuando entra, ve que están todas sus cosas de cuando era niña. No ha cambiado nada. Busca en los cajones

Shizuma: ¿donde lo habré dejado?

Sigue buscando hasta que encuentra un álbum de fotografías

Shizuma: ah si este es...ouch! (se resiente su herida de la mano al tomar el gran libro)

Shizuma: tendré que cambiarme los vendajes...espero que la abuela no lo haya notado, no quiero que se preocupe (lleva un sweater de mangas largas que no le dejan mostrar el vendaje.)..¿ donde esta?
Shizuma empieza a revisar el libro de fotos buscando una en especial

Shizuma: Aquí esta, esta es la que quiero...(se queda unos instantes viendo)...ya es hora de irme, sino no alcanzare a llegar antes del toque de queda

Shizuma sale de su habitación y caminaba de regreso por el largo pasillo para ir de regreso al salón, pero de pronto su corazón brincó al escuchar el grito de la nana

Nana: SEÑORA!

Shizuma corre veloz escalera abajo

Shizuma: ABUELA!

Nana: rápido la señora se ha desmayado (Shizuma va a ver a su abuela que al parecer tuvo algún ataque)

Shizuma: rápido Nana, llama una ambulancia (la nana sale corriendo a llamar mientras Shizuma se queda junto a su abuela muy preocupada)

...

Ya a pasado una hora y Shizuma se encuentra en la clínica esperando el diagnostico del doctor. Camina de un lado a otro esperando hasta que este sale de una habitación

Shizuma: doctor, ¿como esta?

Doctor: Sufrió una descompensación, últimamente ha estado un poco débil, pero nada es de gravedad. Ahora tiene que descansar y evitar emociones muy fuertes

Shizuma: ¿la puedo ver?

Doctor: solo un momento (Shizuma entra a la habitación y su abuela esta dormida, conectada con varios aparatos que la monitorean. Shizuma se sienta a su lado)

Sra Hanazono: Shizuma...hija

Shizuma: no hables abuela, tienes que descansar.

Sra Hanazono: lamento que nuestra velada se termine así

Shizuma: no digas eso, te pondrás bien. Solo descansa y ya no pienses cosas complicadas. Vendré más seguido a visitarte

Sra Hanazono: ¿hoy es la cena navideña en Astraea verdad?

Shizuma: si

Sra Hanazono: esas fiestas son imperdibles...tengo muchos recuerdos hermosos.

Shizuma con toda la preocupación, casi olvida por completo la fiesta de esa noche

Shizuma: si es cierto

Sra Hanazono: hija, tienes que marcharte o te perderás la fiesta y Nagisa quedaría muy triste

Shizuma: pero abuela tu..

Sra Hanazono: yo estoy bien, no te preocupes. Debes correr, ya casi es el toque de queda y el camino es largo hacia Astraea

Shizuma: pero abuela, no puedo dejarte

Sra Hanazono: ve al lado de tu chica, ella te necesita.

Shizuma: me quedaré muy preocupada

Sra Hanazono: no, te mantendré informada. Verte ha sido mi mejor regalo de Navidad.

Shizuma: gracias por todo abuela...por favor mejora pronto

Sra Hanazono: ya veras que si! aún me quedan cosas por vivir en este mundo, ahora ve!

Shizuma: muchas gracias abuela (le besa su mano)

Sra Hanazono: y cuídate esa herida.

Shizuma: (voltea sorprendida desde la puerta) ehh?¿como te diste cuenta?

Sra Hanazono: ¿la protegiste verdad?

Shizuma: pero ¿como sabes?

Sra Hanazono: digamos que es el instinto materno (ambas sonríen y Shizuma sale del cuarto)

.
Ya casi es toque de queda, solo falta media hora y las chicas en Astraea ya tienen todo preparado para el gran banquete de esa noche.

Nagisa: (muy preocupada) Mira la hora que es Tamao chan y aun no regresa! ¿que voy a hacer?

Tamao: es muy raro que no haya llegado aún

Nagisa: ¿que tal que le pasó algo?! iré con Miyuki  otra vez!

Tamao: Allí esta Miyuki sama, con las presidentas (señalando el otro extremo del salón)

Nagisa: Miyuki! ¿no sabes nada de Shizuma? aún no regresa y estoy muy preocupada!

Miyuki: (se preocupa) si ya casi es toque de queda...mmm...espero que no haya pasado nada malo con su abuela. Si no llega en una hora, pediré permiso para hacer una llamada
Nagisa: muchas gracias

Shizuma llega a la estación del tren a toda velocidad y corre para tomar el tren que va a Astraea

Shizuma: ya casi es toque de queda! no alcanzare (se preocupa mirando el reloj del teléfono)

Media hora más tarde se empieza a cerrar la reja de la residencia

Nagisa: (corriendo hacia la reja) nooooooooo!

Tamao: (la ve desde la puerta pensando) Shizuma no regresó...mmm...pobre Nagisa, estaba tan emocionada de pasar esta fiesta con ella

Nagisa: (sollozando) no puede ser...Shizuma.

En el salón todas las chicas se van reuniendo para la cena navideña, todas van felices con sus regalos entre las manos

Tamao: Nagisa chan...¿no vas a entrar? (ambas en la puerta del salon)

Nagisa: me quedare un rato más afuera..ve Tamao chan (abraza la bolsa donde lleva el sweater de regalo)

Tamao la ve preocupada, sabe cuanto se ha esmerado en prepararle ese regalo.
En ese instante van llegando al salón, Chikaru y Yaya, todas muy animadas

Yaya: chicas ¿que hacen ahí? la fiesta es dentro! vamos!

Nagisa voltea sin decir nada y sale en dirección contraria

Yaya: eh! ¿dije algo malo?

Tamao: Shizuma no regresó

Chikaru: vaya. Pasar esta fiesta sin ella va a ser un poco triste

Afuera empieza a nevar y Nagisa camina muy triste hasta ubicarse bajo la pérgola en medio del jardín de la residencia.

Nagisa: porque...(susurrando.)

Desde donde se encuentra Nagisa, puede escuchar las risas de la fiesta, haciéndola sentir más triste

.
La cena ya ha sido servida y Amane se pone de pie para dirigirse a todas las presentes 

Amane:  ha sido una velada maravillosa. El poder compartir con todas esta deliciosa cena que han preparado ha sido muy gratificante. En nombre de todo el consejo estudiantil, queremos desearles a todas una muy feliz navidad, que todos sus deseos se cumplan. Mucho éxito a todas.

Todas: Felicidades!

Desde afuera Nagisa escuchó las palabras de Amane con sus ojos llorosos, intentando cobijarse con la bolsa entre sus brazos. La música empezaba y las Etoile se preparan para dar el primer baile de la noche. La pelirroja empezaba a temblar de frío.

No sabía cuánto tiempo llevaba allí fuera, mirando con nostalgia hacia la ventana del salón.
De pronto una dulce voz escucha a sus espaldas

Shizuma: ¿me concede esta pieza señorita?

Nagisa voltea sorprendida al escuchar la voz y con los ojos llenos de lágrimas

Nagisa: Shizuma!

Shizuma la abraza y le habla al oído

Shizuma: perdón por el retraso mi vida

Nagisa: me tenias tan preocupada

Shizuma: lo siento, ya cambia esa carita de tristeza

Nagisa: es que pensé que pasaría esta noche sin ti.

Shizuma: ¿me permites el primer baile de la noche?

Nagisa: claro que si mi Etoile 
Shizuma la envuelve con su abrigo y abrazadas, comienzan a bailar bajo la suave nieve que va cayendo. 

Nagisa: tengo un regalo para tí

Shizuma: yo también tengo uno para ti

Nagisa: tu eres mi regalo, no quiero más

Shizuma le sonríe y la besa por un largo rato

Nagisa: Shizuma, antes de darte el regalo...¿como entraste?

Shizuma: salte la reja  (cara traviesa)

Nagisa: ¿quueee?! si te hubiera visto la hermana te hubieras metido en un lío

Shizuma: ya estoy acostumbrada (le sonríe traviesa)...¿ese es mi regalo? (viendo la bolsa)

Nagisa: eeeh si (sonrojada)...toma...(se lo pasa tímida)

Shizuma toma la bolsa y lo abre

Shizuma: (sacándolo) un sweater! esta precioso!

Nagisa: (se le ilumina su rostro de felicidad) ¿en serio te gusto?

Shizuma: esta hermoso, ¿lo hiciste tu?

Nagisa: si! no soy buena tejiendo, por eso tenia miedo que no te gustara

Shizuma: claro que me gusto, más si lo hiciste con tus lindas manos (Shizuma saca de su bolso una bolsita) aquí esta tu regalo, es algo muy especial para mi. Espero te guste

Nagisa: (emocionada) aah ¿que sera?

Nagisa emocionada abre la bolsa y saca su contenido

Nagisa: es una foto! (le brillan sus ojos al ver la foto enmarcada)

Shizuma: es de cuando entre a Miatre. Tenia 11 años

Nagisa: es el mejor regalo que podría tener! me encanta! 

Nagisa se le cuelga al cuello besando a Shizuma

Nagisa: te ves hermosa (Nagisa toma de la mano a Shizuma y se da cuenta que su herida esta sangrando) tu mano!

Shizuma: ah! creo que se abrió un punto cuando salte la reja (se mira la mano tranquilamente)

Nagisa: vamos a la enfermería!

Tamao sale del salón en búsqueda de Nagisa pero las ve felices bajo la nieve

Tamao: ya regreso (dice en voz baja)

Chikaru se le acerca desde atrás y ve lo mismo que Tamao

Chikaru: ah muy bien! ya Nagisa esta feliz

Tamao: si. (baja la mirada con tristeza)

Chikaru: ya termino el baile de las Etoile, vamos Tamao chan, es hora de bailar

Tamao: vamos (voltea hacia Chikaru)

.
(Después de un rato llegan al salón Shizuma y Nagisa y comienzan a bailar

Yaya: miren! ya regreso Shizuma sama

Miyuki: ¿y por donde entro? aah no me digas que...

Tomori: ¿salto la reja? (acercándose a Miyuki)

Miyuki: si, no es primera vez que lo hace!

Nagisa: Feliz Navidad mi Etoile

Shizuma: Feliz Navidad mi hermosa Nagisa

En la foto aparece Shizuma de pequeña a su lado Miyuki y las del consejo estudiantil actual. Atrás aparecen Tomori y otras chicas de Spica. Todas visten su ropa deportiva y Shizuma lleva el trofeo que ganó Miatre en la competencia en su primer año de escuela.

Fin del capitulo


< Capítulo Anterior                                                                                          Siguiente Capítulo>

6 comentarios:

  1. por favor dime que tamao y chikaru van a ser novias

    ResponderEliminar
  2. O HERMOSO CAPITULO... CARAJO.. QUE NIVEL DE ROMANTICISMO.... ME GUSTO ME ENCANTO.... ojala ya lo pasen a anime.. o historieta minimo.. pero ya....

    ResponderEliminar
  3. AWWW!!! me encanta!!! puedo imaginar todooo y me emociono!!! gracias por su trabajo es muy bueno y yo también pienso que seria genial verlo animado!!!!! gracias seguiré leyendo!!!!

    ResponderEliminar
  4. Todo Es Muy Romentico Cuando Me Termine La 1 Temporada Me Quede Atrapado En Este Anime

    ResponderEliminar